lunes, 5 de diciembre de 2022
Índice S&P 500 (EE.UU.) 
4.071.70  4.87  0.12%  
Índice NASDAQ Composite (EE.UU.) 
11.461.50  20.90  0.18%  
Índice Dow Jones (EE.UU.) 
34.429.88  34.88  0.10%  
Índice IBEX 35 (España) 
8.382,60  25,30  0,00%  
Índice FTSE 100 (Reino Unido) 
7.556.23  2.26  0.03%  
Índice EURO STOXX 50 (Europa) 
3.977,90  6,60  0,00%  
Nikkei 225 
27.820.40  42.50  0.15%  
Índice VIX (índice del miedo) 
19.06  0.78  3.93%  
Cotización del Bitcoin (USD) 
17.314.37  303.59  1.78%  
Cotización del Ethereum (USD) 
1.296.08  37.32  2.97%  

Calculadora de interés compuesto: ¡Intuitiva y visual!

Aunque resulte inverosímil, cualquiera puede ser millonario gracias a la “magia” del interés compuesto si cuenta con suficiente tiempo para que sus inversiones crezcan exponencialmente. Descubre cómo es posible con nuestra calculadora de interés compuesto.

 

Calculadora de interés compuesto

 

¿Qué es el interés compuesto?

El interés compuesto es una situación de ganancia de capital (un interés) en la cual se reinvierten los beneficios obtenidos en cada periodo. De este modo, se crea un rendimiento económico tanto sobre la inversión inicial como sobre el beneficio que hemos obtenido en cada periodo anterior.

Los beneficios obtenido en el primer periodo se acumulan a la inversión inicial, para generar así más beneficios en cada periodo consecutivo. De este modo, gracias al interés compuesto, se consigue un efecto multiplicador y exponencial sobre la inversión inicial.

A efectos prácticos se trata, simplemente, de no retirar los beneficios que podamos obtener con una inversión y de permitir que estos beneficios generen más rendimientos económicos en los años venideros.

Esta estrategia, que pudiera parecer trivial, consigue producir profundos cambios en la cartera de cualquier inversor, siendo con gran certeza la responsable de las fortunas que ostentan la mayoría de millonarios y billonarios del planeta.

De hecho, entre los inversores se cuenta una historia, cuya veracidad no está del todo clara: Se dice que cuando Albert Einstein aún vivía, un reportero le preguntó cuál era, a su criterio, la invención más grande de la humanidad.

Einstein respondió diciendo que la invención más grande de la humanidad era el interés compuesto, y añadió que era “la fuerza más poderosa del universo. El interés compuesto es la octava maravilla del mundo”.

En efecto, cuando se atisban los efectos del interés compuesto sus resultados parecen fruto de la magia.

Un ejemplo práctico de interés compuesto

Veamos el efecto real del interés compuesto con un ejemplo práctico. Imagínate que inviertes en bolsa 10.000€. Cada año consigues, de media, un 6% de beneficio debido a la revalorización de tus acciones más un 2% adicional en dividendos: En total sacas un 8% de rentabilidad a tu inversión cada año.

Ese 8% representa que cada año ganas 800€, beneficios con los que puedes hacer 2 cosas:

  1. Sacarlos y guardarlos bajo el colchón.
  2. Reinvertirlos en bolsa con el resto del capital.

Con el primer escenario, al cabo de 30 años mantendrás tu capital invertido (10.000€) y además, habrás ganado 800€ cada año durante 30 años (800€ x 30 = 24.000€), que tendrás guardados bajo el colchón. En total tendrás 34.000€.

En el segundo escenario, pasados 30 años, tendrás un total de 100.626,57€Habrás multiplicado tu dinero por más de 10.

¿Cómo es posible que la diferencia sea tan notoria?

Debido al interés compuesto. Si reinviertes la rentabilidad de cada año, tus beneficios no aumentarán linealmente, sino exponencialmente.

Invertir en bolsa: Interés compuesto vs interés simple
En el gráfico podemos ver como, gracias al interés compuesto, los beneficios de invertir en bolsa aumentarían exponencialmente en el segundo escenario (línea azul); mientras lo harían linealmente en el primer escenario planteado (línea roja).

En el caso del interés compuesto, durante el segundo año ya no estarías invirtiendo 10.000€, sino que 10.800€. Así, tus beneficios del segundo año ya no serían 800€, sino que habrían aumentado hasta 864€ al aumentar el capital invertido. El tercer año, una vez más, tampoco estarías invirtiendo 10.000€, estarías invirtiendo 11.664€. Y así sucesivamente, consiguiendo un aumento cada vez mayor de tu dinero invertido. Puedes ver los cálculos a continuación:

Invertir en bolsa mediante el interés compuesto
(Haz click en la tabla para ampliar la imagen)
Entonces, ¿Cuál es la moraleja del interés compuesto aplicada a la inversión bursátil?

Muy sencillo: No retires beneficios de la inversión inicial cuando tus activos se revaloricen y reinvierte siempre los dividendos que ganes.

Puede parecer que la diferencia no es mucha de un año para otro, pero gracias a la “magia” del interés compuesto la diferencia acumulativa con el paso de los años es abismal.

¿Cuál es la fórmula del interés compuesto?

Calcular el interés compuesto mediante su fórmula no es para nada complicado y puede ser interesante conocer a nivel matemático cómo se hace. La fórmula para calcular el interés compuesto es la que sigue:

Fórmula interés compuesto

Donde:

Cf = Capital final

Ci = Capital inicial

i = Tasa de interés (introducido en decimales, un 8% equivale a 0,08).

n = Periodo del ahorro, sean días, meses o años.

Un ejemplo de cálculo de interés compuesto mediante su fórmula

Veamos cómo aplicar la fórmula anterior mediante un cálculo simple de interés compuesto. Supongamos que queremos invertir un total de 20.000€ (“Capital inicial” en la fórmula superior) durante 20 años (“Periodo del ahorro” en la fórmula) en un fondo indexado del S&P 500 con una rentabilidad media anualizada del 8% (“Tasa de interés”).

Para calcular el total que obtendremos pasados esos 20 años (es decir, el “Capital final”) solo debemos solucionar la siguiente ecuación:

Ejemplo cálculo interés compuesto paso 1

Ejemplo cálculo interés compuesto paso 2

Ejemplo cálculo interés compuesto paso 3

Ejemplo cálculo interés compuesto paso 4

Como vemos, el capital final pasados 20 años y habiendo invertido 20.000€ con un interés anualizado medio del 8% serían 93.219,14€.

¿Cómo calcular el interés compuesto para periodos cuatrimestrales, trimestrales, mensuales, semanales o diarios?

Como podrás deducir de la fórmula superior, la variable n contempla los periodos del ahorro, sin importar si estos son días, meses, trimestres, años o décadas.

Más concretamente, la variable n contempla todos los periodos en los que se “compone” el interés; es decir, cuando se cobran los intereses.

Si cobras intereses cada día por tus inversiones y quieres calcular el interés compuesto diario al cabo de un año solo tendrás que sustituir la variable n por 365 (días) y ajustar la tasa de interés (i) a lo que recibes de tus inversiones en concepto de interés diario.

Si, por ejemplo, recibes los intereses de tus inversiones trimestralmente y quieres calcular el interés compuesto trimestral al cabo de un año deberás sustituir la variable n por 4 (un año tiene 4 trimestres) y ajustar la tasa de interés a los beneficios medios que recibes cada trimestre.

Como vemos, lo importante es que ambas variables (tasa de interés y periodo del ahorro) estén referenciadas al mismo periodo de tiempo, sin importar si son días, horas o décadas.

¡Añade la calculadora de interés compuesto a tu propia web o blog!

¿Quieres añadir la calculadora de interés compuesto de esta página en tu propia web o blog? Es muy sencillo, solo tienes que copiar y pegar el código que sigue en el lugar dónde quieras que aparezca:

<script src="https://cdn.jsdelivr.net/npm/[email protected]/js/iframeResizer.min.js"></script><iframe id="calIC" style="overflow: hidden; width: 100%;" src="https://elpaisfinanciero.com/cal-ic/1.2/" height="1" frameborder="0" scrolling="no"></iframe><script>iFrameResize({ log: true, checkOrigin: false }, '#calIC')</script>

Encuentra el mejor bróker para invertir en acciones

Cuando se trata de invertir en acciones, elegir la mejor plataforma de inversión posible es un aspecto de vital importancia. A continuación encontrarás los brókers de acciones que recomendamos a nuestros lectores, teniendo en cuenta los siguientes criterios:

  • Seguridad y aspectos regulatorios – Todos los brókers que recomendamos están estrictamente regulados, para que tus activos estén completamente seguros
  • Bajas comisiones – Recomendamos solo los brókers con menores comisiones del mercado. 
  • Usabilidad y facilidad de uso – Todas las plataformas de inversión que recomendamos son fáciles de usar, incluso para el usuario principiante. 
  El bróker ganador – La mejor opción para invertir en acciones
eToro
VALORACIÓN:
LO QUE MÁS NOS GUSTA DE ETORO:
*Aviso legal: Su capital está en riesgo. El 79% de las cuentas de CFD minoristas pierden dinero. Su capital está en riesgo. Se aplican otras comisiones. Para más información, visite etoro.com/trading/fees.
  REGULADO: CySEC (Europa), FCA (Reino Unido) y ASIC (Australia)  |   REGISTRADO: CNMV (España)
  Segunda posición – Excelente opción para invertir y hacer trading de acciones
Bróker DEGIRO
VALORACIÓN:
LO QUE MÁS NOS GUSTA DE DEGIRO:
*Aviso legal: Su capital está en riesgo (…)
  REGULADO: CNMV (España), BaFin (Alemania), AFM (Países Bajos) + Licencia bancaria de DNB (Países Bajos)
Aviso legal y de riesgo: Invertir en acciones, ETFs, bonos, futuros, opciones y en cualquier otro producto financiero puede ser rentable, pero no está exento de riesgos. Puede perder (una parte) de su depósito. Le aconsejamos que solo invierta en productos financieros que se ajusten a sus conocimientos y experiencia.