(Tiempo de lectura: 3 min)

Caixabank quiere suavizar el impacto del ERE presentado a los sindicatos y rebajar la tensión laboral generada por la propuesta de eliminar cerca de 8.300 trabajadores de la entidad. Ayer, la dirección de Caixabank se comprometió a reubicar hasta 500 trabajadores en empresas filiales de la empresa para rebajar el tamaño del ERE que se ejecutará. Con esta rebaja, el ERE afectaría, finalmente, a 7.791 empleados, tal y como anunció ayer la dirección de Caixabank en un comunicado de prensa. Por otro lado, en el comunicado, la dirección de la empresa también sostuvo su voluntad de ejecutar un plan de recolocación para todos los empleados que se van afectados por el ERE.

El anuncio de Caixabank también especifica que esta nueva propuesta de ERE, que afectaría a menos personas y que contaría con ayudas para reubicar a los trabajadores damnificados, se trasladará a los sindicatos en la próxima reunión prevista entre la dirección y los representantes de los trabajadores el próximo 5 de mayo.

En el comunicado, Caixabank no especifica cómo se ejecutará la recolocación de los 500 trabajadores, aunque se prevé que la mayoría de ellos sean absorbidos por Caixabank Tech, la filial de la compañía bancaria que se encarga de la infraestructura de telecomunicaciones y la transformación digital de la empresa.  Por otro lado, el plan de recolocación de los más de 7.000 trabajadores afectados por el ERE contaría con apoyo personalizado para encontrar trabajo en el sector, sobre todo a los afectados por el ERE menores de 58 años.

Los sindicatos ven insuficiente la nueva propuesta de Caixabank

El comunicado de Caixabank se emitió horas después de la finalización de la reunión mantenida entre los representantes sindicales y la dirección de Caixabank. En este sentido, el secretario general de CCOO en Caixabank, Ricard Ruiz, valoró negativamente la nueva propuesta de la dirección por no aportar “nada nuevo” a las pretensiones iniciales de la empresa. De hecho, Ruiz matizó que desde el inicio Caixabank ya preveía la recolocación de 630 puestos de trabajo a filiales de la compañía. De este modo, para Ruiz la propuesta de Caixabank se queda todavía corta a las previsiones que tenían los sindicatos ya desde un inicio.

Una valoración parecida se hizo desde UGT. El representante del sindicato en Caixabank, Victoriano Miravete, añadió que Caixabank todavía tiene margen para salvar a 130 empleos más en filiales de la empresa. Un margen que según Miravete no justifica las reticencias de la dirección para reducir todavía más el ERE.

Los sindicatos, pues, lamentan el inmovilismo de la dirección de Caixabank para reducir el tamaño del ERE de forma significativa. Por otro lado, los representantes sindicales abogan por otras medidas que podrían aliviar el impacto del ERE, como incrementar las bajas voluntarias de los trabajadores mayores de 50 años. De hecho, los sindicatos denuncian que Caixabank solo ha aceptado el 50% de las bajas de mayores de 50 años, por lo que este punto se erige como uno de los más candentes para acordar el ERE.

De este modo, los sindicatos anunciaron ayer el inicio de movilizaciones de los trabajadores, aunque pidieron que se alargue el periodo de conversaciones informales con la dirección de Caixabank para conocer los detalles del ERE.

Caixabank sigue viendo necesario el ERE para culminar la absorción de Bankia

A pesar del leve movimiento de Caixabank para acercar posiciones con los sindicatos, el acuerdo parece todavía lejos de producirse. En este sentido, la dirección sigue justificando el ERE como paso imprescindible para culminar la absorción de Bankia. “Caixabank ha puesto en marcha un Expediente de Regulación de Empleo por motivos productivos y organizativos, dadas las duplicidades y sinergias derivadas de la fusión y las circunstancias actuales de mercado”. En el comunicado Caixabank también recalca su compromiso en que la voluntariedad sea el principal criterio para elegir el capital humano que se desvinculará de la empresa. En todo caso, el ERE supondrá desprenderse de cerca del 18% de los empleados de la compañía, por lo que supondrá el mayor Expediente de Regulación presentado por una entidad bancaria en la historia reciente de España.

BBVA confirma su voluntad de presentar un ERE que afectará a cerca de 3.800 empleados de la entidad

Al ERE de Caixabank se le suma, paralelamente, el Expediente de Regulación de Empleo planteado por el BBVA. Un ERE que afectaría a 3.800 empleados. Como en el caso de Caixabank, los sindicatos consideran demasiado elevado el plan de reducción de plantilla de la dirección. Un plan de reducción de plantilla que, por ahora, el BBVA no tiene previsto reducir. El lunes la dirección del banco español se reunió con los representantes sindicales, donde se trataron los detalles del ERE. Sin embargo, la reunión no sirvió para acercar posiciones. De hecho, los sindicatos lamentaron que en la reunión, los representantes patronales no accedieron a negociar una rebaja del número de trabajadores ni especificar los detalles de las indemnizaciones.

El único compromiso que ha acogido la dirección del BBVA es el de recolocar a “la totalidad” de los trabajadores afectados por el ERE. En este sentido, el BBVA anunció ayer un acuerdo con Randstad para recolocar al 100% de los empleados. De hecho, este fue el principal anuncio de la dirección a los sindicatos en la tercera reunión celebrada el lunes. Un anuncio que no sorprendió a los sindicatos, ya que la dirección estaba legalmente obligada a presentar el plan de recolocación.

Ante el poco avance de las negociaciones, los sindicatos del BBVA anunciaron ayer movilizaciones de los trabajadores para el próximo 10 de mayo. Los representantes sindicales reclaman a la dirección que especifique la propuesta de indemnizaciones y una rebaja de la cifra inicial de afectados por el ERE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here