(Tiempo de lectura: 4 min)

CaixaBank anunció ayer que comenzará a negociar el próximo martes, día 13 de abril, un expediente de regulación de empleo (ERE) “con afectación a todos los centros de trabajo de la entidad, así como la modificación sustancial de las condiciones de trabajo “, según un comunicado enviado por la entidad. Aunque el comunicado de Caixabank no da más detalles sobre el alcance del ERE, el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, ha subrayó la semana pasada que el ajuste de plantilla se negociaría “después de semana santa”. El propio Gortázar aseguró que el ERE se realizará con criterios “no traumáticos” y haciendo prevaler la “voluntariedad y la meritocracia” de los trabajadores del banco. De este modo, Caixabank abre la puerta a que la edad no sea el único criterio para ejercer para efectuar al ERE.

Caixabank todavía no ha anunciado el alcance del ERE ni el número de personas trabajadoras que se pueden ver afectadas. Sin embargo, los sindicatos dan por hecho que será “significativa” y que afectará a miles de trabajadores. El ajuste de plantilla que se realizará tras la adquisición de Bankia por parte de Caixabank se produce dos años después del gran recorte de personal que hizo la entidad. En ese caso, la entidad bancaria prejubiló a los trabajadores del banco mayores de 52 años con condiciones aceptables por parte del sindicato.

Según fuentes sindicales recogidas por la agencia EFE, actualmente Caixabank cuenta con cerca de 9.200 trabajadores con una edad superior a los 52 años. La mayoría de ellas se encuentran en la Comunidad de Madrid (unas 2.800 personas) y en Barcelona (unos 2.000 trabajadores). Pero el ERE podría afectar a todo el territorio del Estado, con especial incidencia a los grandes núcleos como Madrid, Barcelona y Valencia.

La adquisición de Bankia hace elevar la plantilla de Caixabank hasta los 44.000 trabajadores

El ERE anunciado por Caixabank pretende rebajar una plantilla que con la adquisición de Bankia se eleva hasta los 46.000 trabajadores, según datos de CCOO. Una cifra que incorpora a los 15.950 antiguos trabajadores a Bankia, junto a los 30.812 trabajadores con los que contaba Caixabank antes de la fusión. Sin conocer todavía datos oficiales,

Y sin conocer todavía datos oficiales, fuentes de la entidad aseguran que Bankia pretende rebajar su plantilla entre 7.000 y 8.000 empleados. Sin embargo, algunas fuentes consultadas por Cinco Días hacen elevar la cifra hasta los 10.000 trabajadores. Una cifra que los sindicatos consideran desproporcionada y que se debería reducir hasta los 6.000 o 7.000 empleados. Los sindicatos se aferran a la participación pública (del 16%) de la nueva Caixabank para conseguir un acuerdo sólido en este nuevo ERE. Un acuerdo que los representantes de los trabajadores quieren que sea bajo criterios de voluntariedad y que no sea traumática. Los sindicatos también abogan por alargar los plazos y apostar por las prejubilaciones.

El ERE de 2019 complica rebajar la plantilla a través de prejubilaciones

Sin embargo, el ERE que ya realizó Caixabank en 2019 hará más complicado que esta nueva destrucción de empleos en la entidad bancaria catalana afecte solo a los más mayores. Según datos de la entidad, actualmente Caixabank cuenta con poco más de 200 trabajadores mayores de 59 años, lo que supone un 0,67% de la plantilla. Esta plantilla rejuvenecida se explica por la aplicación de un ERE a 2.023 trabajadores de más de 55 años de forma voluntaria realizada en 2019.

En el caso de Bankia, se cuenta con una plantilla algo más envejecida, pero las personas mayores de 59 años asalariadas por el extinto banco madrileño no llegarían a los 1.000 individuos, según cálculos de los sindicatos. Esto hace que el foco se ponga en las personas de entre 50 y 60 años. Según datos de Bankia, la entidad contaría con algo más de 5.000 trabajadores en esta franja de edad.

Los sindicatos dan por hecho que el ERE contará con las personas con edades superiores a los 55 años. Pero esta cifra sería insuficiente para cumplir las estimaciones de reducción de plantilla de Caixabank. Para conseguir un acuerdo fluido entre la empresa y los trabajadores, los sindicatos lo dejan en manos de las buenas condiciones y la voluntariedad de trabajadores de abandonar la entidad. Sin embargo, todavía no está claro que dicha voluntariedad siga suficiente para llegar a los miles de trabajadores que Caixabank quiere recortar. En este caso, el conflicto entre las pretensiones de la dirección y los intereses de los trabajadores sería inevitable.

Los números de cuentas y la banca online, los principales cambios para los antiguos clientes de Bankia

La fusión entre Caixabank y Bankia deja al aire muchas incertidumbres para los antiguos clientes de la entidad bancaria madrileña. Sin embargo, según ha informado Caixabank, los cambios en las condiciones para dichos clientes serán mínimos, al menos por ahora. Caixabank ha anunciado que los planes de pensiones y seguros de los clientes de Bankia no se modificarán, y tampoco cambiarán las condiciones pactadas con Bankia en materia de tarjetas, depósitos, hipotecas y préstamos.

Lo que sí cambiará es el número de cuenta de los clientes de Bankia, que pasarán a tener un número correspondiente a Caixabank. Sin embargo, la entidad ha querido hacer un llamamiento a la calma asegurando que se informará previamente a todos los clientes. Por otro lado, también es previsible que cambie la política de comisiones de los antiguos clientes de Bankia. Un cambio que no se producirá hasta que se establezca un sistema concreto tras la fusión.

A fecha de hoy, los antiguos clientes de Bankia todavía pueden usar la banca online de la extinta entidad bancaria. Sin embargo, Caixabank prevé que a finales de año ya esté operativa la integración de los sistemas informáticos y que todos los clientes operen desde el mismo canal online. Finalmente, la fusión también comportará diferencias para los antiguos accionistas de Bankia. Tal y como ya han anunciado a las dos entidades, el proceso de canje de las acciones de Bankia por las de Caixabank será de 0,68 por cada acción, más una prima de un 20% de la ecuación de canje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here