(Tiempo de lectura: 2 min)

El precio del barril de petróleo Brent avanza un 2,60 % en el mercado de futuros de Londres, superando una tendencia bajista que lo había caracterizado desde la semana pasada, lastrado por la falta de almacenaje de excedentes de producción que vive Estados Unidos.

Este martes 28 de abril a horas del mediodía el crudo británico se cotizó en 20,49 dólares, un incremento significativo con respecto a los 19,97 dólares pactados en la negociación del día anterior.

Así, el petróleo de referencia europeo, que ha sufrido en su demanda el impacto de la pandemia del coronavirus en las últimas semanas, lograba enderezar hoy algo del terreno perdido.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en bolsa guía

Invertir en bolsa con éxito: Los 4 pasos cruciales para ser un gran inversor

Invertir en bolsa es una actividad que siempre ha estado rodeada de una aura de cierto misticismo e inaccesibilidad. Muchas veces la cultura popular...

A penas en horas más tempranas el crudo del Mar del Norte había seguido una trayectoria negativa, que se cotizaba a 19,0 dólares a las 9:00 de la mañana, hora local. Esto marcaba un descenso del 4,60% con respecto al día anterior para la entrega de junio. El 27 de abril había tenido una baja del 7,03%.

Con el ascenso fortuito del día de hoy, todavía no ha remontado el precio del barril que se situaba en 21,48 dólares previo a la jornada en el International Exchange Futures, que cerró el lunes.

Sin capacidad para almacenar el barril

El Brent se ha visto notablemente afectado por la situación de falta de espacio para almacenar los excedentes de producción en plantas de Estados Unidos. La caída de la demanda petrolera inició desde los comienzos de la pandemia del coronavirus, que han marcado la desmovilización de gran parte del mundo.

La necesidad de “salir” de los excedentes de producción han provocado una cotización baja, en el contexto en el cual los países miembros de la OPEP habían pactado una reducción de la producción.

A los analistas les preocupa que las instalaciones de Cushing, una de las principales infraestructuras para acumular las extracciones de hidrocarburos no convencionales en EE.UU, están llegando a su límite.

Otro fenómeno que ha incidido sobre el precio fue la decisión de United States Oil Fund (USO), el mayor fondo de inversión cotizado petrolero del mundo, de desprenderse de sus contratos de futuros del crudo con entrega en junio.

La semana pasada, el barril Texas (WTI) cerró en negativo por primera vez en su historia para entrega en mayo.

Baja de los competidores

El pasado lunes también el barril mexicano registró su segundo precio más bajo en su historia al llegar a 6,55 dólares. Este representó una caída alarmante del 23,2 %, o 1,98 dólares en tan solo tres días, respecto a los 8,53 dólares del viernes 24 de abril.

La caída más dura apenas había acontecido una semana antes, el lunes 20 de abril, cuando el petróleo mexicano se desplomara a negativo, un -2,37 dólares por barril.

Hasta antes del negativo, el precio de 6,95 dólares por barril era el mínimo histórico registrado el 10 de diciembre de 1998 por el Sistema de Información Económica del Banco de México (Banxico).

En 2017 México fue el mayor suministrador de crudo de España, con el 14,6% del total y un crecimiento del 4,3% con respecto a 2016, seguido de Nigeria (14,4%) y Arabia Saudí (9,7%). Pero en el contexto de la pandemia, España es uno de los países que ha reducido su consumo de gasolina.

Mientras tanto, en Brasil, la estatal Petrobras informó el mismo día que produjo una media diaria de 2,90 millones de barriles de petróleo y gas equivalentes durante el primer trimestre de 2020, lo que supone un crecimiento del 14,6 % frente al mismo periodo del año pasado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here