(Tiempo de lectura: 4 min)

Brasil es el país que enfrenta el mayor número de contagios de coronavirus de América Latina. Pero es también la economía con la menor recesión de la región al haber iniciado más rápido la reapertura y tomado medidas de estímulo a tiempo. Por eso está a la cabeza de la recuperación económica actualmente.

La mayor economía Latinoamericana es el epicentro de la pandemia a nivel mundial. Con 3,23 millones de casos confirmados y más de 106 personas muertas, Brasil es el segundo país más afectado por el virus de origen chino, detrás de Estados Unidos que alcanzó ya más de 5 millones de casos.

Sin embargo, superó con creces los pronósticos de los economistas en cuanto a producción industrial y ventas minoristas. En medio de la crisis, el país ha reanudado las operaciones en sus fábricas e inyectado miles de millones de reales en ayuda de emergencia del gobierno. De esta forma ha logrado mantener abiertos los centros de trabajo y las plantas.

Los expertos que se encargan del rastreo de tendencias de movilidad durante la crisis del covid-19, han mostrado que el país está liderando la recuperación.

El economista jefe de la región de ING Financial Markets, Gustavo Rangel, afirma que los datos con las visitas a los lugares de trabajo evidencian una “recuperación más rápida en Brasil” al ser comparado con otros países vecinos.

Brasil tendrá la menor caída del PIB de Latinoamérica

“Brasil se ha beneficiado de mantener abiertos algunos sectores de la economía”, señaló el jefe de investigación económica para América Latina de Barclays, Marco Oviedo. Pero advirtió que el regreso al trabajo no significa ignorar las medidas de distancia social.

En tal sentido, subrayó que se debe enviar un mensaje lo suficientemente claro para que se comprenda que “esto es serio”.

El propio presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, ve más claro el panorama del país. Considera, incluso, muy pesimista el pronóstico del propio banco sobre una caída del PIB de 6,4% este año, basado en datos más recientes.

Según la encuesta Focus, el país tendrá un descenso de la actividad de 5,6% en 2020. Con todo, las proyecciones de Brasil son mejores que las de otros países de la región como México y Argentina. La caída del PIB mexicano se estima en un 9,8%, mientras que la actividad en Argentina se contraería un 12,5%.

Estos números son estudiados detenidamente por los inversores. Desde mayo, el índice brasileño Bovespa ha acumulado un aumento del 30% y ronda los 100 mil puntos. Sin embargo, los economistas no pierden de vista el aumento constante del virus en el país. Temen que esto retrase la recuperación económica.

Algunos analistas creen que los buenos indicadores brasileños tienen que ver más con las medidas de estímulo que con la relajación de las restricciones al confinamiento. Por otro lado, las cifras del PIB solamente no determinan qué tan saludable está la economía.

Hasta dónde cerrar o hasta dónde abrir

El impacto del coronavirus con más de 3 millones de casos detectados y el elevado número de muertos cifrado en más de 100,000, ha llevado a los opositores del presidente Jair Bolsonaro a cuestionar su política. Consideran que el mandatario ha antepuesto el empleo al virus.

Bolsonaro, sin embargo, sigue presionando para que las empresas abran a pesar de la crisis sanitaria. Este dilema de saber hasta dónde abrir las economías lo tienen la mayoría de los gobiernos latinoamericanos. Otro punto es cómo lograr mantenerlas a flote si tienen que cerrar de nuevo por la propagación del covid-19.

La estrategia de preservar el empleo al parecer le está funcionando a Bolsonaro. Según una encuesta de Datafolha, el 37% de los brasileños considera que su gobierno es excelente o  bueno. En comparación con el 32% obtenido en una medición anterior realizada a finales de junio.

Asimismo, los niveles de rechazo popular del mandatario también cayeron. Quienes consideran que su gobierno es malo o terrible pasaron del 44% al 34%. Y quienes opinan que es regular pasaron del 27% al 23 % registrado en junio.

“Hay todos estos experimentos diferentes en la región con diferentes grados de cuarentena, pero con poco éxito. El problema es que simplemente no es viable”, sostiene la directora de la Iniciativa para América Latina del Centro para el Desarrollo Global, Liliana Rojas-Suárez.

Signos de recuperación son relativos

La tarea de intentar salvar la mayor cantidad de empleos en América Latina representa todo un desafío para los gobiernos. Además, la mitad de la fuerza laboral de la región no posee un puesto de trabajo formal. Según estimaciones de Barclays desde el inicio de la pandemia este año se han perdido un poco más de 27 millones de empleos.

La Cepal espera la tasa de desocupación en la región se dispare este año a 44,1 millones de personas por el covid-19.

Otros países de la región han impuesto medidas más estrictas para frenar la rápida y creciente propagación del coronavirus. Mientras en países como Chile y Argentina siguen vigentes las cuarentenas. El intento de levantar temprano el confinamiento en sus respectivas capitales, Santiago y Buenos Aires, fracasó y tuvieron que implementarlo de nuevo.

Los otros dos países suramericanos que mantuvieron cerradas sus economías hasta abril son Colombia y Perú. En algunas ciudades colombianas más afectadas por el covid-19 se mantienen medidas estrictas de cierre. Mientras que en México, también duramente azotado por la pandemia, hasta julio los sectores de manufactureros y de la construcción se mantuvieron cerrados

Por ahora los economistas prefieren no declarar ninguna estrategia ganadora en la lucha contra el coronavirus. Cada una tiene sus pros y sus contras y depende de la perspectiva con que se miren los resultados desde el punto de vista económico y social.

“Como estos números vienen después de un colapso tan importante, no hay razón para una vuelta de victoria”, afirma el jefe de investigación para América Latina de Goldman Sachs, para quien cualquier signo de recuperación es relativo.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here