(Tiempo de lectura: 5 min)

La mayoría de las empresas industriales brasileñas han tenido que reducir o detener su producción, según una encuesta encargada por la Confederación Nacional de la Industria (CNI). El estudio de coyuntura indica que el 91% de la industria de Brasil acusa un impacto negativo debido a la pandemia de coronavirus Covid-19.

La encuesta de CNI fue aplicada a 1.740 ejecutivos de la industria manufacturera, la construcción y del sector minero extractivo de Brasil. El período de campo para la recolección de los datos se aplicó durante la primera quincena de abril.

En la economía más grande de América Latina, el 76% de las empresas industriales han visto caer su producción este año. Las medidas de bloqueo ordenadas por el gobierno para tratar de controlar el número de contagios, han paralizado prácticamente al sector.

Hasta el viernes 15 de mayo, el número de casos confirmados de coronavirus había superado los 212,000. De los cuales, 79,944 personas se han recuperado y otras 14,455 han fallecido. El brote de Covid-19 ha puesto a tambalear al gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Tres de cada cuatro empresas encuestadas informó que tuvo una disminución en la demanda de sus productos. El 38% de las empresas afectadas, calificó de “aguda” la contracción de la actividad industrial.

Los sectores más golpeados por la caída de la demanda son ropa (82%), calzado (79%), muebles (76%), al igual que los de impresión y reproducción (65%) y textiles (60%).

El 45% de los dueños de negocios, se quejó del incumplimiento del pago por parte de sus clientes. Mientras otro 44% dijo que muchos envíos y pedidos fueron cancelados.

Medidas de prevención para evitar contagios en el trabajo

Aparte de la caída de la demanda, el 77% los empresarios brasileños declaró una disminución significativa en la oferta de materias primas y suministros para la producción. Fundamentalmente, debido al caos y la desorganización que reina en el sistema de transporte.

La mayoría de los dueños de negocios (95%) también informó haber adoptado medidas sanitarias y laborales con sus empleados. Esto incluyó campañas de prevención, medidas de saneamiento y distanciamiento personal entre el personal del grupo de riesgo o que presentaban síntomas.

La mitad de las empresas decidió enviar de vacaciones a gran parte de sus trabajadores. El 36 por ciento se acogió al sistema de tiempo libre compensatorio, en tanto que el 19 por ciento redujo sus horas de trabajo. Un 16 por ciento declaró vacaciones colectivas, otro 15 por ciento despidió a sus empleados y ocho por ciento decidió suspender temporalmente los contratos de trabajo.

Las dificultades financieras de las empresas

7 de cada 10 empresas informaron haber tenido una pérdida de ingresos. El 59 % de los entrevistados, mencionó que tuvo dificultades para pagar a tiempo salarios, proveedores, alquileres e impuestos. El 55 de los empresarios también declaró que el acceso al crédito para capital de trabajo se tornó más difícil.

El gerente ejecutivo del gremio industrial, Renato da Fonseca, informó que después de la autorización del Banco Central a los bancos para que aumentaran su liquidez “se ha visto un aumento en los préstamos” en el sistema financiero.

Sin embargo, la demanda de créditos entre las empresas, fundamentalmente las pequeñas empresas, fue mayor que la oferta de crédito, apuntó el economista. Indicó que en estas situaciones críticas, los bancos temen quedar insolventes.

En tal sentido, el experto considera que para aumentar los créditos al sector industrial es necesario crear un fondo con garantías del Tesoro Nacional, como se ha hecho en otros países.

Enviar señales positivas a los inversores para que vuelvan

Renato da Fonseca opina que a la par del cuidado a la población a través de medidas sanitarias acertadas, se deben preservar las empresas y el empleo. Espera que el país esté preparado para salir de la crisis sin dejar de lado la agenda de revisiones pendiente.

“Si logramos enfocarnos en la agenda de competitividad, con el Congreso y el gobierno trabajando en ellos, reduciendo los enfrentamientos políticos, podríamos revertir el problema y dar la señal de que los inversores deben regresar”, dijo.

La patronal brasileña estima que el producto interno bruto de Brasil se reducirá 4,2 % este año. Aunque no descarta que en el peor escenario la actividad caiga hasta 7%. Una caída similar a la registrada durante la recesión económica del período 2014 – 2016.

A pesar de las pesimistas proyecciones y la cantidad de problemas que el sector industrial viene arrastrando después del brote de coronavirus, tal como lo corrobora la encuesta, da Fonseca afirma que las medidas sanitarias y el distanciamiento personal se deben mantener.

“No sirve de nada tratar de terminar el aislamiento de inmediato si esto genera tasas alarmantes de contaminación. Los trabajadores no estarán disponibles para trabajar de una forma u otra. En realidad, el número de muertes se volvería excesivo y la gente se aislaría como algo normal”, señaló.

Petrobras registra pérdida trimestral por R $ 48.523 mil millones

Petrobras (PETR3), la principal empresa de Brasil registró una pérdida neta de R $ 48.523 mil millones durante en el primer trimestre de 2020. De esta forma, se revierte la ganancia de R $ 4.031 mil millones obtenida en el mismo período del año pasado.

A través de un comunicado, la estatal petrolera explicó que esta pérdida de ingresos se debió al “deterioro derivado de la revisión de las instalaciones a largo plazo para Brent frente al nuevo escenario mundial”, cuyo costo fue de R $ 65,3 mil millones.

“Nuestros resultados también se vieron afectados por la caída de Brent y las pérdidas por las variaciones del tipo de cambio resultantes de la fuerte devaluación del real frente al dólar”, indicó Petrobras.

“Estos factores fueron mitigados por mayores volúmenes de exportación, mayores márgenes en derivados, menores gastos, incluidos gastos generales y administrativos, exploratorios e impositivos, así como ganancias con cobertura”, agregó.

Los gastos operativos aumentaron 569%

La empresa tuvo una pérdida de R $ 4,6 mil millones durante el primer trimestre del año. Sin incluir los efectos de la pandemia ni la buena voluntad en la recompra de bonos. En un año, los gastos operativos de la compañía aumentaron 569%. De R $ 11.302 mil millones que registró comenzando 2019, pasaron a R $ 75.616 mil millones entre los meses de enero y marzo de 2020.

Los ingresos por ventas de petróleo y derivados de la estatal también aumentaron, aunque muy ligeramente, 6,5% en un año. Pasaron de R $ 70.856 mil millones a R $ 75.469 mil millones en el primer trimestre de este año. Si se comparan con los resultados del cuarto trimestre del año pasado, los ingresos tuvieron una disminución de 7.7%.

La compañía brasileña atribuyo la caída de los ingresos del trimestre al colapso de los precios del petróleo Brent. Igualmente, a una disminución del volumen de ventas de productos derivados del petróleo en el mercado interno, principalmente, gasolina, diésel y QAV.

“Estos productos fueron los más afectados por los impactos de las medidas de aislamiento social implementadas debido a COVID-19 a partir de marzo”, señaló la compañía.

Precisó que “el diesel, la gasolina y el GLP también sufren efectos estacionales en el período, ya que el cuarto trimestre tiene una mayor actividad industrial y temperaturas más bajas. Los ingresos del gas natural cayeron un 13% debido a la caída de la demanda y el precio”.

La pérdida no “afecta la salud y la sostenibilidad de Petrobras”

El Ebitda ajustado (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización), por otro lado, ascendió un 36,4%. El primer trimestre terminó en R $ 37.504 mil millones.

Sin embargo, el CEO de Petrobras, Roberto Castello Branco, sostiene que “la pérdida contable de ninguna manera afecta la salud y la sostenibilidad de Petrobras”.

Argumentó que la crisis por el Covid-19 “es una situación bastante diferente de la experimentada en 2014-2015 cuando la compañía enfrentó dos crisis, una financiera y otra moral, y la cancelación de activos reflejó la vulnerabilidad de la compañía”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here