El mundo virtual es hoy la plataforma por excelencia para el desarrollo de diversas operaciones. Sus espacios han dado cabida a novedosas figuras para el intercambio comercial, dentro de su aporte más reciente (ya casi 10 años, aproximadamente) se ubican las famosas criptomonedas.

Estos mecanismos de ahorro y pago en línea cada día ganan más terreno como medios de comercialización. Su crecimiento acelerado ha determinado que existan en el mercado variadas opciones de estas divisas para operaciones financieras. Sin embargo, la pionera y de creciente popularidad es, sin duda, el bitcoin.

El origen misterioso del Bitcoin

El concepto Bitcoin (como plataforma) fue ideado por Satoshi Nakamoto, nombre bajo el cual se conoce a la persona, o grupo de personas creadoras de este protocolo comercial. El origen e identidad de Nakamoto ha sido fuente de diversas especulaciones en cuanto a su nacionalidad, procedencia y características físicas.

Muchos afirman que al tratarse de un código de desarrollo tan perfecto, detrás de su creación debe existir un conglomerado de genios. A la fecha son numerosas las investigaciones que se han abocado a determinar quién es en realidad Satoshi Nakamoto, sin embargo aun su identidad sigue siendo un misterio.

El personaje detrás del invento continuará generando gran expectativa producto del morbo y la curiosidad. Esta plataforma y sus implicaciones han superado con un amplio margen a la figura o grupo de figuras detrás de su creación, dando paso a un sistema de intercambio digital que ha llegado para quedarse.

¿Pero qué es el Bitcoin exactamente?

El Bitcoin es un protocolo para el intercambio comercial que encierra en un mismo término dos conceptos importantes. Es una moneda digital con las mismas funcionalidades que presenta una física. Por otra parte, al no depender su emisión de entes como los bancos centrales, se convierte en un medio de intercambio comercial independiente, descentralizado y totalmente digital.

Es importante comprender que “Bitcoin” con mayúsculas se refiere a la plataforma en general y las reglas que le rigen, mientras que “bitcoin” con minúscula a la moneda.

El mantenimiento de sus plataformas y estructuras de comercialización recae sobre los usuarios del sistema. Sus creadores quisieron mantenerse en el anonimato para darle libre licencia de uso, sin que su diseño resultara adjudicado a ningún país específico, ente o individuo, lo que la hace prácticamente universal.

Su presentación como medio de pago digital se dio a conocer a través de un foro en internet y hoy en día constituye un importante medio para transacciones, por lo que se le considera una moneda tan valiosa como un dólar el yen e incluso el mismo euro, pero con la salvedad de ser virtual y no física.

Al no contar con el respaldo de ningún este gubernamental su mecanismo de distribución y consolidación de operaciones es puramente digital. La seguridad de sus transacciones esta soportada por un robusto sistema de verificación a través de códigos encriptados en cadenas de bloques de información, o “blockchains”, que evitan que una moneda sea gastada o invertida dos veces.

Características de esta criptomenda

Familiarizarse con estas monedas digitales resulta más fácil si conocemos sus principales características. No se requiere ser un experto financiero para conocer su naturaleza y adentrarse a disfrutar de las ventajas que estas nuevas formas comerciales brindan a sus usuarios.

La inmediatez, seguridad y bajo costo son solo algunas de las muchas ventajas que estos medios de pago digital ofrecen a sus usuarios. Las bitcoins cuentan con las siguientes particularidades:

Robustos esquemas de seguridad

Ofrecen transacciones seguras que la hacen imposible de falsificar gracias al mecanismo de encriptado descentralizado conocido como “blockchain”.


Su proceso de control y verificación de operaciones no permite que la moneda sea gastada dos veces. El funcionamiento de sus transacciones a través de monederos digitales, en los cuales los participantes diseñan sus propias llaves y claves de acceso, genera consenso entre los usuarios creando barreras de protección contra estafas.

Emisión a través de la ley de oferta y demanda

Su generación se basa realmente en este concepto básico de la economía de mercado. Al ser un mecanismo no controlado por entes gubernamentales, bancos o empresas, su circulación y valor se genera con base a la volatilidad de las transacciones, a través de un sistema conocido como minería.
La minería funciona como un centro universal donde se garantizan la seguridad y sincronización de todos los participantes de las operaciones con bitcoin.

Esta característica descentralizada de la criptomoneda, hace imposible la creación de lo que se conoce como dinero inorgánico y por ende la temida inflación.

Dentro del proceso de la minería Bitcoin cualquiera puede convertirse en un minero solo con disponer de un software y hardware especialmente adaptado para estas operaciones.

Inmediatez sin intermediarios

Las transacciones producto de estas negociaciones virtuales se hacen de persona a persona, sin la participación de intermediarios que generen cobros y comisiones, lo que a su vez aporta rapidez en las operaciones.

El dinero pertenece de manera absoluta a su comprador

Estas transacciones no pueden ser revertidas. Esta característica determina que una vez realizada la gestión no puede ser anulada.
En todo caso puede que la persona, si hay mutuo acuerdo, realizar una transacción para la devolución de fondos pero se cuenta como una nueva operación.

Los criptoactivos tienen la particularidad que no pueden ser embargados ni congelados.

Su uso está ampliamente difundido

Como toda moneda de curso legal, la moneda digital puede ser cambiada por cualquier otra moneda física sin ningún tipo de reservas. En muchos entes ya es aceptada como un medio normal de pago.

Esquemas de seguridad del Bitcoin

Su función como moneda cumple, al igual que en las figuras tradicionales, con esquemas de seguridad que las hacen únicas. En el caso de las criptomonedas, estas han sido desarrolladas con códigos sofisticados, acordes al medio cibernético donde se ejecutan sus transacciones.

Estos códigos, también llamados formatos criptográficos, contienen para cada Bitcoin una especie de huella digital que las hace imposibles de duplicar en las transacciones que se derivan de su uso. Cada operación que implique intercambio con Bitcoin queda soportada en una especie de libro contable digital también llamado cadena de bloques.

Por lo general la vulnerabilidad de los sistemas asociados al uso de las plataformas digitales del Bitcoin se genera por parte de los errores u omisiones de los usuarios en cuanto a olvido y pérdidas de claves, más que del sistema mismo.

En este sentido se cuenta con diversos proveedores de servicios de seguridad que brindan estos soportes para resguardo de claves y accesos.

Para resguardo de los usuarios de las monedas digitales, las transacciones ejecutadas si bien son públicas, no requieren identificación de sus tenedores, resguardando por completo la identidad de los usuarios del sistema.

¿Cómo funciona exactamente?

La reciente popularidad de uso de este medio de comercialización cada día gana más adeptos. La inmediatez de sus transacciones y lo económico de sus servicios son algunas de las muchas ventajas que estos nuevos medios de pago ofrecen a sus usuarios.

Sin embargo, muchos, incrédulos de sus bondades, no tienen conocimiento del funcionamiento de estas monedas digitales y menos aún de sus métodos operativos.

Conocer cómo funciona el mundo del Bitcoin requiere saber dos conceptos específicos: su forma de creación a través de la minería, que es el núcleo donde, con la tecnología adecuada, se crea la criptomoneda, y su medio de interacción e intercambio.

Forma de creación (emisión y verificación)

Minería: hace referencia a la forma de creación de nuevos criptoactivos mediante sofisticados sistemas computacionales, a través de los cuales se resuelven problemas matemáticos tendientes a evitar que una criptomoneda o grupo de ellas sean utilizadas de manera fraudulenta por los usuarios del sistema.

En la imagen, una granja de minería de Bitcoin en China

Esto supone el análisis de algoritmos muy complejos, durante la minería también se verifican y confirman las transacciones efectuadas. Su funcionamiento semeja una especie de centro mundial de confirmación de transacciones.

La recompensa para los mineros del sistema consiste en que los que logran generar respuestas rápidas y precisas para cada problema encontrado, obtienen como recompensa la emisión de nuevas criptomonedas más las comisiones asociadas.

Dentro del proceso de creación y uso de los Bitcoin, la minería tiene como función primordial la certificación del uso de la criptomoneda, a fin de evitar su duplicidad y, sobre todo, la introducción de monedas falsas al sistema. Estas estructuras, comparadas con la moneda tradicional, serían como una especie de banco central digital.

Medio de intercambio: operatividad de compra y negociación
Cuando se escucha por primera vez el término criptomoneda se tiende a pensar que se trata de un complejo proceso apto para expertos financieros o profesionales de la informática. Nada más alejado de la realidad. Operar con estas monedas digitales es simple y disponible al alcance de todos.

El requisito básico para su manejo viene asociado a simplemente contar con un dispositivo móvil o un PC.

Los monederos virtuales

Las negociaciones con Bitcoin se llevan a cabo a través de monederos virtuales que están accesibles en aplicaciones que se pueden instalar tanto en teléfonos móviles como en ordenadores de escritorio. Su adquisición o descarga es gratuita, así como la mayoría de sus interacciones dentro de estos portales.

Hoy en día cualquier smartphone puede ser utilizado como monedero de Bitcoin

Escoger un monederos dependerá de la necesidad de cada usuario. En la actualidad existen numerosas opciones para monederos virtuales que faciliten las operaciones con criptomonedas. Sin importar el tipo de monedero lo determinante y más buscado por los usuarios son las condiciones de seguridad ofrecidas.

Comisiones por solicitud de inmediatez

A pesar de la agilidad y rapidez de este servicio, algunos usuarios acceden a pagar comisiones, que realmente no resultan costosas y las cuales varían en función de los montos y estado de congestión de la red, cuando requieren respuestas y confirmaciones inmediatas.

Todo queda encriptado y es público y notorio
El registro de las operaciones efectuadas con base en: cantidad de bitcoins negociados, totalidad de transacciones, horarios, fechas, entre otras particularidades, están disponibles de forma pública en la llamada tabla de datos también denominada blockchain.

¿Cómo comprar bitcoins en minutos?

A medida que la popularidad de esta moneda digital se hace evidente, aparecerán variadas formas de adquisición. En la actualidad las más extendidas, tanto para el bitcoin como para otras monedas digitales, se encuentran en:

Casas de cambio o brokers: constituyen las formas tradicionales y mayormente extendidas para adquirir y vender la moneda digital a una paridad cambiaria fijada por el mercado. Sus transacciones pueden hacerse con dinero fiat (JPY, USD, EUR), con los mismos bitcoins o con otras de las distintas criptomonedas que ya están disponibles en el mercado.

Cajeros automáticos: aunque no están ampliamente extendidos, ya algunos países se han decantado por la instalación de cajeros automáticos adecuados para el uso con transacciones a través de criptomonedas.

Para acceder a estos modernos dispositivos el usuario deberá contar con una cartera de monedas digitales.

Operaciones entre personas naturales: estas opciones, que pueden darse entre conocidos o no conocidos, son posibles a través de acuerdos pactados por medio de monederos digitales. En este caso, y previo acuerdo entre las partes, se ejecutan las operaciones, ya sea por montos en criptomonedas o en dinero tradicional.

Estas operaciones se basan en la confianza entre los negociantes, ya que son las transacciones más propensas a estafas o incumplimiento de acuerdos. Para reducir situaciones desagradables es aconsejable el empleo de intermediarios o personas de confianza a manera de garantía. También es recomendable pautar reuniones entre las partes.

Establecimientos físicos: ya gran cantidad de tiendas están adoptando la modalidad de negociación bajo esquemas de compras en criptomonedas, bien sea con dinero efectivo o mediante tarjetas electrónicas de debito o crédito. La particularidad en estas formas de canje es que por lo general el requisito consiste en llenar planillas con ciertos datos, antes de concretar las operaciones.

El Bitcoin: un nuevo modelo económico revolucionario, fácil y al alcance de todos

El mundo de las criptomonedas, y en especial el Bitcoin, ha resultado un fenómeno muy llamativo para concretar operaciones debido a su inmediatez, descentralización y la novedad de sus procesos. Estas nuevas formas de negociación suponen un mínimo control por parte de los estados y sus gobiernos, lo que resulta muy atractivo para muchos.

Indudablemente el Bitcoin es un sistema que aun está por desarrollarse, pero es evidente que sus efectos están marcando un antes y un después en el mundo de las finanzas y, muy especialmente, en los esquemas tradicionales de intercambio comercial.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here