(Tiempo de lectura: 3 min)

El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Philip Lane, dijo el viernes que “la rápida apreciación del tipo de cambio del euro” disminuirá la inflación”. El alerta lanzado por Lane que apareció publicado en el sitio web del BCE, advirtió sobre los peligros de un euro caro.

El irlandés dijo además que la inflación seguirá negativa por el resto de 2020, debido al colapso de los precios del crudo a partir de marzo y por la disminución temporal del IVA en Alemania. Sin embargo, pronosticó que a comienzos de 2021 se producirá un rebote.

“La reciente apreciación del tipo de cambio del euro reduce las perspectivas de inflación. La inflación seguirá baja de forma persistente a medio plazo”, comentó Lane. El economista jefe del BCE tuvo que intervenir después de las declaraciones ofrecidas por la presidente del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

Lagarde: política del BCE busca “la estabilidad de precios”

El jueves Lagarde informó que el Consejo de Gobierno había discutido el tema de la “apreciación del euro” que viene preocupando al organismo comunitario. Pero precisó que el BCE no tiene por ahora un objetivo de tipo de cambio ya que la política del banco se orienta hacia “la estabilidad de precios”.

Estas declaraciones produjeron de inmediato una subida de la moneda común europea cuya cotización superó los 1,19 dólares. El precio anterior a la conferencia de prensa donde intervino Lagarde y el anuncio del BCE de mantener los tipos de interés así como el volumen de compra de deuda, estaba por debajo de los $1,1850.

Una de las mayores preocupaciones del BCE ha sido el tipo de cambio. Desde el precio mínimo registrado en marzo de 1,06 dólares, el euro ha estado rondando los 1,20 dólares en los últimos días. Sin embargo, al juzgar por las declaraciones de la presidente del BCE, al parecer no estaba tan preocupado.

El precio del euro cruzando el umbral de los 1,20 dólares presiona hacia abajo los precios internos de los países de la zona euro. Pero también encarece las exportaciones europeas y abarata las importaciones. Ambas situaciones provocarían un mayor desequilibrio en las economías de la región y perjudicaría los objetivos de crecimiento.

Por otro lado, si el precio del euro continúa avanzando, la inflación se mantendrá peligrosamente baja en medio de la crisis generada por el coronavirus.

Mantener los estímulos y no caer en la “complacencia”

Este viernes, la presidente del BCE, Christine Lagarde, pidió a los ministros de Economía del Eurogrupo no caer en la “complacencia” y mantener por ahora los estímulos económicos. Lagarde es partidaria de mantener estos apoyos hasta que la crisis causada por el covid-19 haya finalizado.

Durante su participación en la cumbre de los Diecinueve representantes gubernamentales celebrada en Berlín, advirtió que un análisis de los datos del tercer trimestre permite proyectar que la recuperación de la Eurozona es “desigual, incompleta y asimétrica”.

Según Lagarde, la política monetaria de la Eurozona “necesita el apoyo de la política fiscal. Ninguno de nosotros puede permitirse la complacencia por ahora”. La máxima representante del BCE advirtió que la situación de Europa en la actualidad está “rodeada de mucha incertidumbre”.

La presidente del instituto emisor animó a los ministros de Finanzas a buscar una fecha más adecuada para retirar de forma progresiva los apoyos económicos que se han implementado desde el mes de marzo.

En declaraciones posteriores a la reunión, Lagarde compartió en todas sus partes el análisis del comisario de Economía, Paolo Gentiloni formulado poco antes. Según el funcionario italiano, retirar prematuramente las medidas de estímulo fiscal solo “pondría en peligro la frágil recuperación”.

A fin de permitir a los gobiernos de la zona euro aumentar el gasto público para estimular la economía, la Unión Europea convino en suspender temporalmente las reglas sobre el déficit y reducción de deuda establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. La duda de los gobiernos es cuándo volverán a ser puestas en práctica nuevamente y si estas reglas serán reformadas antes.

Pacto de Estabilidad y Crecimiento se mantendrá suspendido 

Todavía los ministros de Economía y Finanzas no han decidido nada sobre el tema, pero el tema sigue estando en el centro del debate. Aunque se da por descontado que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento se mantendrá en stand by el próximo año.

El entrante presidente del Eurogrupo, Paschal Donohoe, ha prometido sobre este tema trabajar al lado del comisario italiano a fin de elegir “el momento correcto” para que las reglas fiscales de la comunidad sean rescatadas nuevamente.

“Todos somos conscientes de la necesidad de vigilar las finanzas nacionales dentro de cada Estado miembro (para) que vuelvan a la senda de la sostenibilidad”, dijo Donohoe. Sin embargo, sostuvo que “lo correcto ahora es llevar a cabo políticas presupuestarias que apoyen el empleo”.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here