(Tiempo de lectura: 4 min)

Los indicadores que apuntan a una caída de dos dígitos del PIB este 2020 para España son cada vez más frecuentes. El impacto del Covid-19 en la economía de España hará mella en el crecimiento del país y, de forma especial, en el empleo. Así lo asegura la previsión de BBVA Research para el cuarto trimestre de 2020, que estima una caída del PIB del 11,5% para España en este 2020. El varapalo que sufriría la economía española este año se recuperaría parcialmente en 2021, según las previsiones de BBVA Research. De este modo, el informe de Situación de la entidad bancaria calcula que el PIB español podría crecer un 6% el año que viene. Un porcentaje inferior al pronosticado hace tres meses por la entidad, que apuntaba a un incremento del PIB del 7% en 2021.

Por otro lado, el informe también rebaja las buenas previsiones para el cuarto trimestre de este año. Si en julio, se confiaba con contar con un crecimiento del 6% de la economía en el último trimestre del año, ahora BBVA desinfla la previsión y apunta a un crecimiento mínimo del 2%. Por el contrario, el informe apunta que el crecimiento en el tercer trimestre del año (del 14%) ha sido algo superior al previsto (+10%).  Este crecimiento se habría dado principalmente por la mayor aportación de la demanda externa.

El empeoramiento de las previsiones macroeconómicas de España para finales de 2020 y 2021 se explicaría, según el informe, por el deterioro de la situación sanitara. Por otro lado, el informe también analiza que la recuperación de la inversión privada muestra signos de debilidad. Además, el impacto de la política monetaria en la segunda mitad de 2020 habría caído en picado. Según BBVA, las nuevas operaciones de crédito a empresas habría caído un 26,5%.

El empleo no se recuperará hasta 2023

Pero la peor parte de los estragos del Covid-19 en la economía española se lo llevaría el empleo. Según las previsiones de BBVA Resarch, la tasa de paro en España cerraría 2020 con un 17%. Se trataría del mayor porcentaje de desempleo en el país desde 2012. Sin embargo, la cifra es cuatro décimas inferior a la prevista en julio. Los malos pronósticos para el mercado laboral español, sin embargo, se repetirían también en 2021. De hecho, el informe de BBVA calcula que la tasa de desempleo en España podría subir todavía más el año que viene. Más concretamente, calcula que en 2021 el empleo en España, no solo no se recuperaría, sino que volvería a subir, marcando así una tasa de paro del 17,5%. La cifra supondría un crecimiento de tres puntos y medio respecto a los datos previos a la llegada de la pandemia.

De hecho, el informe de previsiones del cuarto trimestre de BBVA asegura que el mercado laboral de España no recuperaría los niveles de empleo previos a la llegada del Covid-19 hasta 2023. Y si bien, en 2021 la entidad calcula que la generación de empleo en España podría subir un 3,6%, no será suficiente para contrarrestar la destrucción de puestos de trabajo previstos. Una destrucción de empleos que se podría agudizar en el momento en que se dejen de prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

España entraría en deflación este 2020, pero se recuperaría en 2021

Otra consecuencia del impacto del Covid-19 en la economía española será la caída de los precios. Una caída de los precios que, según las previsiones de BBVA, llevaría al IPC español a cerrar 2020 con una deflación del -0,2%. Esta caída, que sería inferior a la tasa interanual actual, se podría recuperar en 2021. En este sentido, el informe calcula que en 2021 el IPC de España podría crecer un tímido 0,7%.

Por otro lado, la caída de la recaudación prevista este 2020 comportaría unos niveles de deuda récord para España. Concretamente, el BBVA calcula que la deuda pública de España podría cerrar 2020 en el 120,3% del PIB. Por primera vez en la historia, España cerraría un ejercicio con un nivel de deuda superior a su PIB. Y ese nivel de deuda, debido a un déficit considerable, se podría cronificar e incluso ampliar los próximos años. Así, a pesar del crecimiento del 6% previsto para 2021, España cerraría 2021 con un nivel de deuda todavía mayor: Del 121,5% del PIB.

Menores rentas pero mayor ahorro

En relación a los hogares, el informe calcula que la renta disponible nominal caerá considerablemente este 2020. Lo haría un -5,1%. Sin embargo, y a pesar de la caída del poder adquisitivo de la población, a tasa de ahorro será claramente superior a los años pasados. Así, el BBVA calcula que de media, los españoles podrán ahorrar un 15,1% de su renta nominal. Este aumento de ahorro, derivado de una bajada del consumo propiciada por la pandemia, sería el mayor vivido en las últimas décadas en España. Además, la tasa de ahorro se mantendría en niveles parecidos en 2021. Para el año que viene, BBVA calcula que la renta de los españoles crecerá un 5%, situándose así, a niveles parecidos antes de la llegada del Covid-19. Sin embargo, la mayor renta no supondrá un mayor consumo ya que la tasa de ahorro se mantendrá por encima de la media. En concreto, BBVA calcula una tasa de ahorro del 13,1% para 2021.

La economía de la Eurozona caerá menos que la española

Otra de las grandes conclusiones de las previsiones del 4º trimestre de 2020 de BBVA Research es que la economía española sufrirá más que el resto de economías europeas. Así, la entidad estima una caída del PIB del -8% en la Eurozona para este 2020. Una caída que sería recuperada parcialmente en 2021, con un incremento del 5,2%.

Por otro lado, tanto los precios, como la deuda pública y el mercado laboral de la eurozona sufrirán caídas más leves que las de España. Así, BBVA calcula que los precios en la eurozona se mantendrán estables en 2020, con un leve crecimiento del IPC del 0,3%. En 2021, los precios se recuperarían todavía más, con un crecimiento del 0,8%. Respecto a la deuda, el informe también prevé un nivel de deuda pública récord para la eurozona, que llegaría al 100,6% del PIB. Sin embargo, sí prevé que los países de la zona euro puedan reducir algo su nivel de deuda en 2021. Finalmente, respecto al mercado laboral, la tasa de empleo de la eurozona retrocedería un -2,5% este 2020, pero se recuperaría mínimamente el año que viene (+0,4%).

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here