(Tiempo de lectura: 3 min)

La energía renovable es uno de los mercados que más atrae inversiones extranjeras por estos meses.

Su incipiente desarrollo tienta no sólo a fondos de inversión de buena parte del planeta, sino a numerosos bancos y entidades financieras de origen extranjero que buscan nuevas (y prometedoras) posibilidades de negocio.

En este último caso, se trata incluso de bancos con poca o nula participación anterior en el mercado español, pero que ven en las energías renovables una muy buena oportunidad de inversión. 

En la lista de entidades con intenciones de llegar con sus capitales a España se cuentan desde Cantor-Fiztgerald, NorthLB y Bayern LB, hasta el Banco de Comercio Canadian Imperial Bank (CIBC), Investec y Kommunalkredit, de Austria.

Desde el mundo, hacia España

El origen de los posibles inversores es muy heterogéneo.

Desde Canadá, por ejemplo, el CDPQ busca desembarcar en España luego de haber adquirido una cartera de Q-Energy.

Algo similar ocurre con Aimco, una entidad también canadiense que compró hace unos meses Eolia. Cubico, en tanto, logró sumar a T Solar luego de una complicada compulsa de precios.

El CIBC, por su parte, pretende llegar a España apostando a la financiación y por medio de proyectos de asesoramiento.

De todos lados

Pero los recién llegados a España para invertir en proyectos renovables no tienen base sólo del otro lado del Atlántico. 

En Europa, también hay interesados.

Ardian, por ejemplo, un fondo de inversiones de Francia, y el F2i, de Italia, también tienen el mismo objetivo, en este caso, con activos de Renovalia.

Algo parecido están intentando hacer compañías de origen chino, que luego de haber resistido durante décadas los proyectos de energías renovables y medioambientales, parece que han entendido que por allí pasan los negocios mundiales en la actualidad.

En efecto, inversores asiáticos como China Three Gorges adquirieron activos relacionados con la energía solar a X Elio, luego de tratar, sin éxito, de comprar una participación en EDP. 

China Three Gorges también ha intentado hacerse de acciones de otras varias empresas relacionadas con los renovables, como Fotowatio, T-Solar, Helia Renovables, Bankinter y Plenium-Partners.

Con similares intenciones, también buscaron desembarcar en el negocio la eléctrica Shangai y SPIC. Ambas empresas tienen parte de sus activos en poder del Gobierno de Xi Jingping.

Financiamiento fresco

La idea de ser parte del negocio de los renovables en España abarca también la gestión de deudas en este segmento.

Varios bancos y entidades están buscando oportunidades, como I Squared, que participó de la refinanciación del pasivo de T-Solar por 560 millones de euros, una operación de la que fueron parte el Santander y el Deutsche Bank con el lanzamiento de bonos por 270 millones.

Antes, Eolia completó un negocio de similares características también con el Banco Santander y con Sabadell. Fue una refinanciación de algo más de 990 millones de euros de los que 490 significaron la emisión de un bono.

En la mayoría de estos casos, la operación en cada caso ha sido pilotada por entidades españolas.

Ahorro Europa

El Santander, por caso, coordinó el debut en la bolsa de valores de Soltec y tiene en la mira hacer lo mismo con la filial ecológica de Acciona.

El Citi, en tanto, está jugando su propio partido: lideró la venta del 50 por ciento de X Elio a Brookfield y está en vías de hacer lo mismo con Helia. 

El Bank of America, por su parte, tiene a su cargo el lanzamiento de Gransolar, una operación que involucra casi 1.100 millones de euros.

Nuevos proyectos renovables en España

A la par de estas entidades líderes del mercado de España, otros, extranjeros y de menor envergadura, también quieren su parte en el incipiente negocio de los renovables. Y no son pocos.

En esa lista están varios absolutamente ajenos al mercado español simplemente porque nunca han hecho negocios de realce en la Península Ibérica.

Sin embargo, todos tienen la firme intención de desembarcar con sus capitales en proyectos que, al parecer, tienen mucho futuro.

Uno de los más interesados es Cantor Fitzgerald, de los Estados Unidos.

Cantor Fitzgerald es una entidad especializada en la energía renovable y en toda la infraestructura relacionada.

En la actualidad, está operando en España por medio de su sede en el Reino Unido. Lo ha hecho con la operación de Eolia, Bizkaia y Vertex y también ha asesorado a Asterion Industrial Partners en la llegada a Inglaterra y Escocia.

Investec, propiedad de la familia Bonomi, aunque ya ha invertido en España, ha renovado sus compromisos de la mano de proyectos renovables.

Desde Alemania también han llegado capitales frescos para este tipo de iniciativas.

Uno es el Noth LB. El otro, Bayern LB.

El Noth, de Hannover, es una entidad especialmente configurada para el financiamiento de energías renovables.

El Bayern LB, en tanto, tiene su sede en Munich y ha desembarcado en España con el financiamiento de Solaria, por ejemplo.

También el banco austriaco Kommunalkredit Austria está muy interesado en España a partir de su apoya a la construcción de plantas de hidrógeno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here