(Tiempo de lectura: 2 min)

Los bancos españoles recibieron un aluvión de solicitudes de moratoria hipotecaria, después que el gobierno aprobara la medida para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus, que ya arrasó con miles de puestos de trabajo durante la cuarentena decretada.

Aunque las instituciones financieras no han precisado el número de solicitudes recibidas, trabajadores bancarios indicaron a Reuters que se trata de una cifra impresionante.

“La semana pasada recibimos 2.000 solicitudes. La gente te cuenta su problemática, su caso, y a veces ni siquiera cumplen los requisitos”, afirmó un ejecutivo de uno de los cinco mayores bancos españoles, responsable de la supervisión de las contrataciones de hipotecas.

Indicó que muchas personas ni siquiera cumplían “las condiciones más básicas” para obtener la suspensión del cobro de hipotecas que el gobierno ordenó, agregó la fuente.

Antes de la crisis, ya el banco estaba ofreciendo facilidades a los clientes que pagaban a tiempo sus obligaciones, extendiéndoles hasta seis meses los plazos de pago de las hipotecas.

Según datos proporcionados por el Banco de España, las hipotecas constituyen cerca del 40% de todos los préstamos brutos concedidos por los bancos españoles, los cuales alcanzan los 500.000 millones de euros.

Un banquero de una importante entidad financiera comercial del país, señaló que el jueves recibió unas 1.000 consultas online que abrumaron al personal. Dijo la fuente que los empleados no estaban preparados para atender semejantes cantidades de clientes.

Requisitos muy altos para la moratoria

Hasta finales del año pasado, la Asociación Hipotecaria Española había estimado que existen alrededor de 7 millones de hipotecas solo para viviendas.

El Gobierno de Pedro Sánchez extendió a tres meses la moratoria de pagos de hipotecas para los clientes bancarios que reúnen y cumplen ciertos requisitos. La medida se tomó como parte de un paquete de alivios para contrarrestar los efectos económicos de la mortal pandemia, que ya ha causado casi 11,000 muertes e infectado a unas 120,000 en España, además de la paralización de la economía casi por completo.

La otra cara de la moneda, es que el nivel de exigencia de los requisitos bancarios es muy alto. Por ejemplo, que el coste del pago de la hipoteca sea superior al 30% de los ingresos totales de la familia o también que el trabajador que solicita la moratoria, compruebe que está desempleado. Tales condiciones disminuyen las posibilidades de obtener la moratoria.

El presidente de la asociación de consumidores Adicae, Manuel Pardos, dijo que “con esas condiciones podrían hacer fracasar la moratoria hipotecaria”.

Tampoco los trabajadores que tengan permiso de trabajo podrán optar a esta moratoria, aclaró la presidenta de la asociación de consumidores bancarios Asufin, Patricia Suárez. Agregó que “a lo mejor sólo pueden unos miles, muy poca gente se va a poder acoger a este esquema. Es todavía muy pronto para saberlo”.

Indicó también que a lo menor sólo haya unas cuantas “decenas de miles de personas que puedan ser elegibles. Aún es demasiado pronto para decirlo”.

Este proceso es supervisado por el Banco de España por lo que las entidades bancarias están obligadas a informar sobre el número de consultas recibido y los casos aprobados.

“Si no lo cumplo, me podría decir que igual estoy incumpliendo el hecho de provisiones de mora que pudieran surgirme a futuro”, expresó el funcionario del banco de soluciones al cliente que habló en condición de anonimato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here