(Tiempo de lectura: 3 min)

Cual efecto dominó, la pronunciada caída de la demanda de productos básicos y bienes y servicios en China y los países más industrializados del mundo debido a la pandemia del coronavirus, está golpeando duramente las frágiles economías de América Latina y el Caribe.

Los exportadores ya comienzan a acusar la dramática situación que afecta a todo el mundo. El turismo es uno de los sectores más afectados por la crisis, especialmente en los países del Caribe.

En un informe del Banco Mundial (BM) presentado el domingo que se titula “La economía en tiempos de Covid-19”, el organismo recomienda a los gobiernos enfrentar la crisis con “varias respuestas políticas para apoyar a los más vulnerables, evitar una crisis financiera y proteger los empleos”.

Indica que solo mediante la preservación de los puestos de trabajo, la región podría reanudar nuevamente su crecimiento de forma acelerada y expandir su Producto Interno Bruto (PIB) en un 2.6% en 2021. 

Brasil uno de los más afectados

Una de las economías más afectadas por la pandemia será Brasil, que es la mayor de América Latina junto con México y Chile. El Banco Mundial, espera una reducción del 5% de la actividad económica brasileña en 2020, pero también pronostica un crecimiento de apenas un 1,5% en 2021.

El organismo multilateral de crédito advierte que la ayuda de los gobiernos a los sectores más vulnerables, consiste en la ampliación de la cobertura de los programas de protección social y asistencia financiera, para lo cual deberán asumir la mayor parte de las pérdidas.

Aunque reconoce que estas medidas pueden alterar los programas de austeridad fiscal, cree necesario que los gobiernos intervengan para brindar protección a la mayoría de la población con trabajos informales. Incluso considera que, de ser necesario, se debe inyectar mayor liquidez a los bancos y a las empresas estratégicas. A cambio las instituciones financieras y los bancos pueden ofrecer acciones, señala el informe.

El Banco Mundial anunció que tiene dispuestos unos 160 mil millones de dólares para otorgar préstamos a los países afectados por la crisis de alimentos generada por el Covid-19, que se espera en los siguientes 15 meses.

“El coronavirus está provocando un gran shock de oferta”

Según datos del BM el PBI de Latinoamérica y el Caribe se contraerá este año en un 4,6%, por efecto del coronavirus que ha provocado una dramática  caída de la demanda mundial, particularmente de los mayores consumidores de materias primas como China, India y los países miembros del G7.

El documento expone que ya la región estaba siendo afectada desde hacía 12 meses por las crecientes tensiones sociales, a lo que se ha sumado la histórica caída de los precios del crudo y la aparición del coronavirus procedente de China.

“Se prevé que el Producto Interno Bruto de la región de América Latina y el Caribe (excluyendo Venezuela) caiga -4,6% en 2020. Para 2021 se espera un retorno del crecimiento de 2,6%. La pandemia del coronavirus está provocando un gran shock de oferta”, dice el informe del Banco Mundial.

El BM prevé que “la demanda de China y los países del G7 decaiga abruptamente, impactando a los países exportadores de materias primas en América del Sur y a los países exportadores de servicios y bienes industriales en América Central y el Caribe”.

El informe señala que varios países latinoamericanos y caribeños están enfrentando la crisis del Covid-19 con muy poco margen de maniobra fiscal y un nivel de empleo informal muy alto, lo que dificulta aún más las posibilidades de alcanzar a la mayoría de hogares y ofrecer protección al empleo.

Ayudar a las personas a enfrentar este desafío

“Muchos hogares viven al día y carecen de recursos para enfrentar los aislamientos y cuarentenas necesarios para contener la propagación de la epidemia. Muchos también dependen de remesas en rápido descenso”, puntualiza el informe oficial.

Agrega que “para ayudar a los más vulnerables a sobrellevar estas dificultades económicas, los actuales programas de protección y asistencia social deben ampliarse rápidamente, así como también su cobertura”.

El informe sugiere que buena parte de las pérdidas tendrá que ser asumida necesariamente por   los gobiernos, si se quieren preservar los empleos y contribuir a la recuperación futura de las respectivas economías.

El vicepresidente del BM para América Latina y el Caribe, Humberto López, expresó: “Debemos ayudar a las personas a enfrentar estos desafíos mayúsculos y asegurarnos que los mercados financieros y los empleadores puedan capear esta tormenta. Esto significa limitar los daños y sentar las bases para la recuperación tan pronto como sea posible”.

El Banco Mundial dijo que está ayudando a los países en desarrollo a mejorar su respuesta a la pandemia, al tiempo que apoya las medidas de vigilancia y control sanitario, las acciones para preservar la salud pública. Al mismo tiempo que apoya al sector privado a mantenerse activo y proteger los puestos de trabajo.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here