(Tiempo de lectura: 3 min)

El Banco de España mejoró su previsión de crecimiento de la economía para este 2021. La entidad prevé que el PIB aumente un 6,2%, dos décimas más que el 6% calculado en sus estimaciones de marzo. Asimismo, proyecta para el 2022 un incremento del 5,8%, cinco décimas por encima de su proyección previa, mientras que en 2023 será del 1,8%, una décima más. 

Según el informe trimestral del Banco de España, la actividad crecerá en el segundo semestre de este año. Dicho escenario será posible gracias al avance de la vacunación y la ejecución de proyectos con los fondos europeos. Además, la menor incidencia de la pandemia tendrá un impacto positivo sobre el avance del PIB en el 2022.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, explicó que el impacto de los fondos en el PIB será de un punto porcentual en 2021. De cara al 2022, ganará 2,4 puntos porcentuales, y ya para 2023 recibirá 1,8 puntos porcentuales. Además de incluir los fondos europeos en las nuevas estimaciones para 2021, se incorporó el denominado React-EU, que en conjunto suponen unos 27.000 millones de euros. 

Por otro lado, el banco estima que, durante el tercer trimestre del año, las exportaciones de turismo alcanzarán el 50% del nivel registrado en el mismo período de 2019. También proyecta que las medidas de contención del virus desaparezcan para finales del 2021, ya que el 70% de la población española estaría vacunada para inicios de septiembre.

Sin embargo, el Banco de España señaló que el PIB todavía no alcanzará el nivel previo a la pandemia, sino hasta el último tramo de 2022. La institución indicó que el impacto de la crisis sanitaria, aunque sea pasajero, será “relativamente persistente”.

Bajan las proyecciones para la tasa de desempleo

La institución estima que la tasa de paro se ubicará en el 15,6% este año, por debajo del 17% calculado previamente. Para el año próximo, bajaría al 14,7% y al 13,7% en 2023.”Esta recuperación del empleo permitiría reducir el desempleo, hasta situarse por debajo de los niveles pre-pandemia desde finales de 2022″, resaltó el Banco de España.

Por su parte, el déficit público va a abarcar el 8,2% del PIB este 2021 y se estabilizará en torno al 4,9% en 2022 y al 4,3% en 2023. En cambio, la deuda superará el 120% del PIB este año, para luego bajar al 117,9% en 2022 y subir ligeramente al 118% en 2023.

En el medio plazo, la recuperación de la actividad provocaría un cierto repunte de la inflación subyacente. La entidad prevé que llegue hasta el 0,3% en 2021, al 1% en 2022 y al 1,1% en el promedio de 2023. En lo que a inflación general se refiere, dicha tasa sería del 1,9% en 2021 y del 1,2% en 2022 y 2023.

No obstante, el Banco de España cree que, a corto plazo, persiste un alto grado de incertidumbre. En consecuencia, podría deteriorarse aún más el tejido productivo y aumentar el desempleo de larga duración. Además, como resultado de la crisis sanitaria, podría haber “cambios estructurales de calado” en la estructura productiva de la economía. Entonces, distintas ramas y empresas deberán hacer “reajustes de factores de producción”.

Banco de España plantea dos escenarios alternativos

En el escenario favorable, donde la evolución de la pandemia sea positiva, el PIB crecería un 6,8% este año, en vez del 7,5% previsto en marzo. En cambio, si los contagios de coronavirus aumentan, la economía se alzaría un 4,6%, un poco más que el 3,2% estimado en el tercer mes del año.

Respecto al 2022, el PIB aumentaría un 7% en un escenario favorable, superior al 5,5% estimado en marzo. En el escenario adverso se alzaría un 5,2%, mayor que el 4,6% previsto anteriormente. Tanto en uno como en otro, los flujos turísticos procedentes del exterior no recuperarán los niveles previos a la crisis sanitaria sino hasta finales de 2023.

Pero el Banco de España advirtió que las previsiones están sujetas a una serie de riesgos. Uno de ellos es la aparición de cepas más contagiosas, al igual que la aparición de brotes autóctonos. Otro de los obstáculos es el ritmo de recuperación de las exportaciones de turismo. También está el grado de persistencia de los efectos de la crisis sobre el crecimiento potencial, lo cual puede acarrear el desempleo de larga duración y la destrucción de empresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here