(Tiempo de lectura: 2 min)

El Banco de España anunció que las medidas tomadas por la segunda ola de contagios de COVID-19 pondrán en peligro la recuperación de la actividad económica. De acuerdo con el Informe de Estabilidad Financiera, publicado por el Banco de España, el sector tiene capacidad para resistir el impacto de la pandemia. No obstante, la reducción de las ayudas económicas y financieras podrían tener un impacto negativo en la solvencia.

El documento advierte que los nuevos brotes de COVID-19 pueden agravar la debilidad financiera tanto de empresas como de hogares. Asimismo, la rentabilidad de la banca también está en riesgo y la deuda pública amenaza con aumentar. 

Que dicho escenario ocurra depende de la reacción de las políticas económicas y el mantenimiento de los estímulos. A juicio del Banco de España, los mismos tienen que ajustarse a la duración de la crisis y centrarse en los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

De igual forma, una recuperación más lenta de lo estimado impactaría en la reactivación del empleo y el gasto en consumo e inversión. A su vez, la rentabilidad y solvencia de las entidades se verían afectadas por tener que asumir mayores costes ante el deterioro de sus activos.

Debido a las restricciones, la institución estima que España no llegará a los niveles de estabilidad financiera que tenía antes de la crisis para finales del 2022. Entonces, la mayoría de las empresas no podrá retornar al nivel de actividad pre-pandemia. 

Por su parte, aquellas compañías que tengan una recuperación más débil o hayan acumulado deudas tendrán mayores dificultades para asumir sus responsabilidades financieras. 

Ante este escenario, el Banco de España propuso una alternativa para las empresas que atraviesen dicha situación. La misma consiste en reestructuración de su deuda, mediante carencias, alargamientos de los plazos de devolución o la conversión de la deuda en acciones.

Banco de España pone el ojo en la deuda pública

Si bien el organismo reconoció que las medidas adoptadas por la administración pública han mitigado el impacto de la pandemia en hogares y empresas, también resaltó que han aumentado la deuda pública. De continuar incrementando, representará “un elemento de vulnerabilidad crónica”.

Entonces, el Banco de España instó a planificar una estrategia para equilibrar nuevamente las cuentas públicas. El objetivo es reducir el endeudamiento y ejecutarlo una vez que se consolide la recuperación económica. 

“La corrección requerirá de un esfuerzo muy grande que debe retrasarse hasta que la economía española se haya recuperado plenamente de los efectos de la crisis. Será entonces cuando las autoridades tendrán que implementar un programa creíble y suficiente de consolidación fiscal a lo largo de un período dilatado de tiempo, que proporcione margen de respuesta ante otras posibles perturbaciones y favorezca el crecimiento a largo plazo”, establece el informe.

Posible aumento de la morosidad

Por ahora, el Banco de España no ha oficializado el número de los dudosos o de la ratio de mora. Sin embargo, advirtió que en el primer semestre del 2020, las entradas de dudosos no han podido ser compensadas completamente por las recuperaciones y salidas de fallidos.

“La crisis actual podría provocar un incremento adicional de los flujos de entrada en dudosos en los próximos trimestres. Esto se uniría a una mayor dificultad por parte de las entidades para liquidar este tipo de activos problemáticos mediante operaciones de venta”, anunció.

Por otro lado, señaló que las moratorias de crédito han sido empleadas mayormente por hogares vulnerables. En consecuencia, el Banco de España teme que dichos hogares pasen a una situación de dudosidad si no se estabiliza la actividad económica.

El informe destaca que las autoridades tienen que estar preparadas para afectar positivamente la recuperación. Es necesario que el Gobierno ofrezca una respuesta que evite una interrupción del flujo de financiación de la economía. 

Por ello, las entidades deben vigilar la evolución de su activo. También deben adoptar una gestión del riesgo flexible y favorable a la recuperación de la actividad. Igualmente, tienen que explorar estrategias para mejorar su eficiencia.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here