(Tiempo de lectura: 3 min)

CaixaBank y Bankia están analizando una muy posible fusión. La unión de ambas entidades es la manera que ambas han encontrado para superar la complicada situación financiera que atraviesan los bancos debido al impacto de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con Bain & Company, la fusión es clave porque permitiría asegurar la viabilidad de un sector que está sufriendo más que otros los efectos negativos del brote de Covid-19.

Según la firma especializada en análisis financieros y económicos, la probable unión de CaixaBank y Bankia permitirá, asimismo, ubicar al grupo resultante en el esquema internacional de bancos en Europa.

Para Bain & Company, la entidad resultante se sumaría a otros bancos de origen español y presencia internacional fuerte, como el Santander y el BBVA.

La consultora habla de “asegurar la viabilidad de un sector estratégico” en España y de “aumentar la influencia española en el mercado europeo y global”.

fusión CaixaBank y Bankia

Hasta el momento, se sabe que ambos bancos están a punto de llegar a un acuerdo, aunque no se ha informado nada de manera oficial.

Es que todo depende de la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, organismo que debe velar porque no se produzcan monopolios.

De acuerdo con lo que opinan los analistas de Bain & Company, la fusión entre ambos bancos es una muestra de lo que podría llegar a ocurrir con otras entidades financieras, tanto en España como en el resto de Europa debido a la baja rentabilidad del sistema bancario de la zona euro.

Esto es algo que ya se venía advirtiendo, pero que se profundizó con la pandemia y el confinamiento derivado de la crisis sanitaria.

La situación se puede advertir claramente en la caída de las acciones de la mayoría de los bancos europeos.

CaixaBank, Bankia y la fragmentación del mercado bancario

Según las estadísticas del Banco Mundial, el market share (o participación) de los tres primeros bancos de los 25 mayores países del mundo es del 39 por ciento en los depósitos del sistema.

En España, entre Santander, BBVA y la potencial alianza CaixaBank-Bankia, llegarían al 59 por ciento. Este es un porcentaje similar al que se da en la actualidad en países como Francia, Holanda y Canadá.

La mayor fragmentación en los países europeos se produce en Alemania, donde los tres primeros bancos detentan el 22 por ciento de los depósitos.

El país de Angela Merkel no es un buen ejemplo, ya que está teniendo serios problemas en su sistema bancario, con entidades como el Deutsche Bank.

Para Bain & Company, en Alemania, como en Suiza, se producirán seguramente fusiones en el sector bancario para poder sortear la crisis.

Uno de los grandes problemas que padece el sector de los bancos es la tasa de interés tan baja que se está viendo en el sector por la alta liquidez, esto le resta ganancias a los bancos, que ganan más mientras más sea ese porcentaje.

Para Bain & Company, la cuota de mercado media de los cinco principales bancos de la Unión Europea pasará del 50 por ciento a más del 60 por ciento como única forma de sentar las bases para reforzar el sistema tras la crisis del Covid-19.

Otras de las mayores complicaciones que atañe a los bancos europeos (aunque esto es común a todo el mundo) es el aumento de los niveles de morosidad.

La pérdida de empleos ha derivado en que muchos dejaran de tener ingresos o que sus ingresos cayeran de manera drástica. Ante ese escenario, priorizan la compra de alimentos y de productos y servicios de extrema necesidad, y postergan los pagos de las cuotas de los préstamos, aún con los riesgos que eso supone.

Por otra parte, no se están dando nuevos créditos debido a que la gente está priorizando no endeudarse hasta no saber cómo se resolverá la crisis y si podrá tener un trabajo seguro en los próximos años.

Un estudio de McKinsey dice que una quinta parte de los clientes de los bancos privados europeos transfirió todos sus fondos a otra entidad en 2020. Además, el informe asegura que tres de cada 10 usuarios del sistema no está satisfecho con el servicio.

La consultora dice que los bancos están obligados a reestructurar todo su modelo de servicio a los clientes si quieren superar la pandemia con éxito. O, al menos, sin caer en la bancarrota o con grandes pérdidas.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here