(Tiempo de lectura: 3 min)

Mientras una decena de laboratorios en todo el mundo ya han avanzado notablemente en el desarrollo de una vacuna para el Covid-19, algunas farmacéuticas también están buscando un tratamiento efectivo.

Una es la compañía británico-sueca AstraZeneca, que mientras ya tiene una vacuna en fase 3 (prueba en miles de personas) junto con la Universidad de Oxford, anunció esta semana que inició en el Reino Unido ensayos clínicos en pacientes para tratar el coronavirus.

El fármaco, llamado internamente AZD7442, es una combinación de dos anticuerpos, según dio a conocer la empresa. El ensayo incluye 48 voluntarios en el Reino Unido de entre 18 y 55 años.

De acuerdo con un comunicado oficial de la firma, los voluntarios recibieron las primeras dosis del medicamento que busca ayudar a prevenir y a tratar el Covid-19 a partir de una combinación de anticuerpos monoclonales.

AstraZeneca: tratamiento y prevención

Para AstraZeneca, este ensayo (en fase 1) en un grupo de pacientes afectados con coronavirus es un “hito importante” para el fármaco que tiene el potencial para tratar pacientes infectados, pero que también puede actuar como preventivo para las personas expuestas al Covid.

Lo que se busca ahora, además de conocer la efectividad, es saber si tiene efectos adversos en las personas en las que se inocula.

La estrategia de la utilización de anticuerpos monoclonales había sido ponderada por el mayor experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, en el inicio de la pandemia.

El asesor de Donald Trump en este tema había dicho que era una “apuesta segura” contra el Covid-19.

La combinación de anticuerpos monoclonales imita los anticuerpos naturales del cuerpo y, entre otras aplicaciones, se usa en la actualidad en tratamientos de algunos tipos de cáncer.

En el ensayo de AstraZeneca se están usando anticuerpos provenientes de pacientes infectados con coronavirus.

Según la compañía farmacéutica, con diversos métodos en el laboratorio se aumentan los anticuerpos combinados para brindar al menos seis meses de protección contra el Covid-19.

AstraZeneca Coronavirus

La gran apuesta

AstraZeneca recibió 20 millones de euros en lo que va de la pandemia de distintas agencias gubernamentales de Estados Unidos para avanzar en el desarrollo de tratamientos basados ​​en anticuerpos para enfrentar el coronavirus.

Si el ensayo tiene éxito (lo que se sabría en octubre), AstraZeneca dice que trasladará el tratamiento de ensayo a más pacientes, con la idea de entrar en las fases dos y tres.

La vacuna de AstraZeneca, una de las que parece saldrá antes al mercado, está siendo motivo de disputa entre Europa y Estados Unidos.

En Londres dijeron esta semana que el Reino Unido será el primer país en la lista de receptores del desarrollo de la vacuna de Oxford-AstraZeneza una vez aprobada.

Pero distintos medios del otro lado del Atlántico aseguran que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está considerando darle una autorización de emergencia a la empresa británica para acelerar la administración en ese país, donde ya han muerto más de 176 mil personas.

Igualmente, todavía no está claro cuándo estará disponible la vacuna. El director del Oxford Vaccine Group dijo que es “posible” que haya suficientes datos de ensayos clínicos sobre una vacuna para presentarlos a los organismos reguladores a fin de este año, echando por tierra las posibilidades de la administración masiva en 2020.

Esto se suma a los dichos de uno de los máximos responsables de la salud en el Reino Unido, Chris Whitty, que dijo que una vacuna efectiva para el coronavirus podría no estar lista hasta el próximo invierno.

Esto (la vacuna) es algo que Trump necesita como el agua para poder aspirar a una reelección en noviembre.

El presidente de los Estados Unidos tenía el camino despejado para un segundo mandato al frente de la Casa Blanca, pero la pandemia cambió el escenario.

Rusia y China

Uno de los países que más ha avanzado es Rusia, donde Vladimir Putin dijo la semana pasada que ya tiene una vacuna aprobada, la Sputnik V, y que iniciará la administración de dosis en octubre.

Sin embargo, la comunidad relacionada con los organismos de salud a nivel mundial dicen que la vacuna de Putin no habría completado todas las fases necesarias para ser considerada como efectiva.

En China, en tanto, también están en la última fase para conseguir aprobar una vacuna que termine con esta pesadilla mundial que es el Covid-19. Podría estar lista en diciembre.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here