(Tiempo de lectura: 4 min)

15 países de Asia y el Pacífico acaban de integrar el mayor bloque de libre comercio del mundo. El nuevo bloque es liderado por China y excluye a los Estados Unidos, que ahora queda fuera de toda asociación comercial con los países de esa región.

Durante la cumbre regional celebrada en Hanoi, fue firmada la Asociación Económica Integral Regional (RCEP). El nuevo bloque representa un duro golpe para Estados Unidos que decidió retirarse en 2017 de la Asociación Transpacífica (TPP) y ahora tendrá que rivalizar con el RCEP.

El TPP fue impulsado por el expresidente estadounidense Barack Obama. Pero su sucesor, el actual presidente Donald Trump, lo abandonó por considerarlo inconveniente a los intereses de EE.UU.

Al momento de ser firmado el acuerdo en febrero de 2016, el TPP estaba integrado por 12 países. Representaba el 40% de la economía del mundo y cerca de un tercio de todo el comercio internacional.

“Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para los trabajadores estadounidenses”, dijo Trump al anunciar el retiro de EE.UU del TPP. En campaña, Trump había comentado que el acuerdo era “un desastre potencial para el país” y argumentó que perjudicaba a la industria manufacturera.

Una ganancia inesperada para China

El retiro de EE.UU del TPP y la constitución del nuevo bloque que integran algunos de sus principales aliados en Asia, constituyó para China una ganancia inesperada, comentó Iris Pang, economista de ING.

La RCEP reafirmará la posición comercial de China en la región. De esta forma, la segunda economía más importante del mundo estará en mejores condiciones para influenciar las reglas del comercio con Japón, Corea del Sur y los demás países del sudeste asiático.

Con la constitución de este bloque comercial, China da en nuevo paso en sus planes de expansión económica e influencia política. Al tiempo que acelera el fortalecimiento de las relaciones con los países de esa región, que crece más aceleradamente que cualquier otra en el mundo. Mientras que Estados Unidos permanece ausente y alejado de sus aliados.

Uno de los puntos más importantes en el próximo plan quinquenal del gobierno chino, es la reducción progresiva de la dependencia externa del país, tanto del mercado como de la tecnología de Occidente.

Un nuevo desafío para EE.UU y Europa

El RCEP podría ser de gran ayuda para lograr este objetivo. China no solo será parte del bloque comercial más importante del mundo sino su líder. Este nuevo movimiento de Beijing plantea un nuevo desafío para los Estados Unidos y Europa y ensancha la brecha con  Washington.

El RCEP está integrado por los 10 países signatarios de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). Además de China, Japón, Corea del Sur, junto con los países del Pacífico Australia y Nueva Zelanda. Uno de sus mayores objetivos es lograr la reducción progresiva de aranceles en diversas áreas.

El acuerdo fue firmado durante la cumbre en línea de la ASEAN en la que los líderes de los países asiáticos abordaron las recientes tensiones que tienen lugar en el Mar de China Meridional.

En el encuentro también se están discutiendo los planes de recuperación económica pos pandémicos en la región Asia – Pacífico, donde crece peligrosamente la rivalidad entre EE.UU y China.

RCEP representa un mercado de 2,200 millones de consumidores

El primer ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, quien habló como presidente de la ASEAN y organizador de la cumbre, dijo que el RCEP será ratificado dentro de poco por los países signatarios. Con la entrada en vigor del acuerdo se espera que contribuya “a la recuperación económica pandémica posterior al covid”.

La ceremonia de apertura de la cumbre de Hanoi se realizó de forma virtual debido a la pandemia de coronavirus. Cada uno de los líderes de los países miembros de la RCEP tomó la palabra apoyar a sus respectivos ministros de Comercio. A medida que cada uno firmaba el texto del acuerdo lo iba mostrado ante las cámaras con alborozo.

En un comunicado emitido por Vietnam, se precisó que el RCEP representa al 30% de la economía del mundo, así como a un tercio de la población mundial y tendrá un mercado conformado por 2.200 millones de personas.

Tras la forma del acuerdo, el Ministerio de Finanzas de China confirmó los objetivos del nuevo bloque respecto a la eliminación de aranceles entre los países que integran el grupo. Ciertos aranceles quedarán eliminados de inmediato, mientras que otros se eliminarán en un plazo de 10 años.

China, Japón y Corea del Sur por primera vez juntos

No se ofrecieron detalles relacionados con los productos y los países que reducirán inmediatamente sus aranceles. El comunicado del ministerio chino se limitó a informar que “por primera vez, China y Japón alcanzaron un acuerdo bilateral de reducción arancelaria”, lo cual constituye “un avance histórico”.

Esta es la primera vez que China, Japón y Corea del Sur, los países con las economías más grandes del Asia oriental firman un acuerdo de libre comercio de esta magnitud.

En cuanto a Estados Unidos y su exclusión de los dos bloques comerciales asiáticos, no se espera que en el corto plazo regrese al TPP. A pesar de que Joe Biden, proclamado públicamente como presidente electo, fue quien impulsó el TPP durante la administración de Back Obama cuando fue su vicepresidente.

Biden estará ocupado en los próximos meses lidiando con el nuevo brote de coronavirus en EE.UU y duplicando los esfuerzos para que la economía del país no se hunda. Así lo considera el vicepresidente senior presidente para Asia de la Cámara de Comercio de EE.UU, Charles Freeman.

“No estoy seguro de que (Biden) se centre mucho en el comercio en general, incluidos los esfuerzos para volver a unirse” al TPP. Freeman opina que el primer año o más de gobierno de Biden se irá buscando un alivio a los daños causados por el covid-19 y en tratar de impulsar la recuperación de la economía.

Reducción o eliminación de aranceles

El jefe del Departamento de Política Comercial Multilateral del Ministerio de Industria y Comercio de Vietnam, Luong Hoang Thai, habló sobre los beneficios del RCEP. Dijo que el acuerdo permitirá “reducir o eliminar los aranceles sobre productos industriales y agrícolas” y ayudará a establecer reglas comunes para la transmitir datos.

Después que los países signatarios ratifiquen el acuerdo en cada uno de sus países en los próximos dos años, inmediatamente entrará en vigor, informó la semana pasada el ministro de Comercio de Indonesia.

Por otra parte, India, el rival de China en la región que abandonó a finales del año pasado las conversaciones sobre su inclusión en RCEP, tiene la puerta abierta para volver cuando quiera, afirmaron varios líderes de la ASEAN.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here