(Tiempo de lectura: 2 min)

El ex presidente ejecutivo de Wirecard, Markus Braun, quedó bajo arresto en Alemania porque la Justicia del país de Angela Merkel sospecha que fue partícipe necesario de malversar la contabilidad de la compañía que lideraba.

También se lo acusa de manipulación del mercado, según detalló la fiscalía de Munich a cargo de la investigación.

La novedad es un golpe más para las acciones de la compañía de medios de pago, cuyo valor cae en picada desde el jueves 18 de junio, cuando se conocieron detalles del último informe contable donde se advertían notables incongruencias.

Los fiscales alemanes acusan a Braun de potenciar artificialmente el balance de Wirecard y los ingresos de la compañía con el objetivo de hacer que pareciera más atractiva para los inversores.

Según el Financial Times (medio inglés que desde 2019 viene denunciando que Wirecard estaba haciendo este tipo de maniobras financieras), además de Braun, está bajo investigación el anterior consejo de administración de la compañía.

Braun, de 50 años y origen austríaco, viajó desde Viena hasta Munich para entregarse este lunes 22 de junio. Entre martes y miércoles, el juez de la causa decidirá si lo obliga a permanecer bajo custodia.

Desaparecieron millones

El arresto se produce después de que Wirecard advirtiera el lunes, como publicó El País Financiero, que 1.900 millones de euros en su balance probablemente “no existan” y reveló que en otros estados contables había imputado erróneamente mayores ganancias.

Poco antes de su renuncia, lo que ocurrió durante el fin de semana, Braun había dicho que Wirecard podría haber sido víctima de un caso de “fraude de proporciones considerables”.

La compañía de medios de pago está tratando de superar el problema, pero no es la única interesada, como tiene las licencias de Visa y de Mastercard, las gigantes también tienen interés en que esto se resuelva.

Wirecard

El tema es muy grave porque la empresa alemana es responsable de millones de euros en transacciones anuales.

Braun, un millonario conocido

Braun fue el director ejecutivo con más años de servicio en una compañía que cotiza en el índice Dax, y uno de los más ricos, gracias a una participación del 7 por ciento en el grupo en el que estuvo más de 15 años.

A mediados de 2018, Wirecard logró su mayor cotización: 24 mil millones de euros en el mercado de valores alemán.

De hecho, hasta ese año, Wirecard era una de las inversiones más importantes de Europa. Incluso llegó a reemplazar al Commerzbank en el Dax 30 en 2018.

En paralelo, Braun era considerado en Alemania como un tecnólogo visionario por su permanente referencia a que Wirecard estaba a la vanguardia de un mundo donde los billetes y monedas iban a desaparecer.

Mientras tanto, la empresa está negociando con los bancos para evitar una crisis de liquidez, lo que sería un verdadero desastre.

Todo ocurre cuando todo el sistema alemán de controles está bajo análisis. Claramente, algo falló.

Wirecard era la empresa modelo del país y, por eso, atrajo el interés de cientos de inversores mundiales.

Pero desde 2019 hay denuncias anónimas y de medios de comunicación que señalan que su éxito en su sistema de pago se debía –en parte– a que realizaba falsas transacciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here