(Tiempo de lectura: 4 min)

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, tiene uno de los índices de aprobación más bajos registrados en la historia, entre los mandatarios que han gobernado a la superpotencia desde mediados del siglo pasado, durante sus primeros 100 días en el cargo, según lo revela una encuesta de ABC News / Washington Post.

En el estudio realizado del 18 al 21 de abril, la encuestadora encontró que el índice de aprobación del presidente estadounidense apenas alcanza un 52%. Las expectativas de los demócratas abrigaban la esperanza de que Biden, un hombre que se presenta como conciliador, reunificara al país y aumentara su liderazgo después de la elección.

Pero lo que se observa en la calle es otra cosa. Definitivamente, tras la elección de noviembre pasado, EE.UU sigue profundamente dividido. El índice de aprobación de Biden actualmente es el “más bajo que el de cualquier presidente con 100 días en el cargo desde 1945”, comentó ABC News.

Biden solo supera a Gerald Ford y a Donald Trump en baja popularidad.  Ford sucedió a Richard Nixon y luego lo indultó por el escándalo del Watergate, el efecto en su popularidad fue devastador. Ambos presidentes tuvieron los índices de aprobación más bajos de la era moderna, después de los primeros 100 días al frente del gobierno.

Mayoría aprueba manejo de la crisis del COVID-19

 

Como se observa en el gráfico, Biden tiene una aprobación 10 puntos por encima del 42% que obtuvo Trump. El índice de aprobación promedio de los últimos 14 presidentes que han habitado la Casa Blanca – desde Harry Truman hasta Biden-  después de los primeros 100 de mandato, es del 66%.

Quiere decir que el actual presidente está un 14% por debajo del promedio. Otro hallazgo del estudio es que la mayoría del pueblo estadounidense aprueba la forma como Biden ha manejado la crisis pandémica (64%) y su paquete de estímulo económico para ayudar a empresas y trabajadores (65%).

Porcentajes de apoyo a Biden en temas claves.

Por otro lado, un 58% de los encuestados dijo también apoyar la propuesta de presidente de EE.UU de aumentar los impuestos corporativos. Así, quienes ganan más de un millón de dólares al año tendrán que pagar más.

Aunque el pueblo estadounidense está dividido en torno a la forma como Biden ha manejado la economía. Su gestión económica es aprobada solo por el 52% la población. Así mismo, su multimillonario paquete de estímulo para crear y mejorar la infraestructura del país, también solo cuenta con un 52% de aprobación.

Un presidente “demasiado liberal”

Uno de los temas más controversiales que pesan sobre la popularidad de Biden, es su renuencia a abordar de forma decidida el tema migratorio fronterizo. Apenas el 37% de los encuestados manifestaron aprobar la política migratoria del nuevo inquilino de la Casa Blanca. Al tiempo que se desaprueba el tratamiento a la crisis migratoria en la frontera sur del país.

A la mayoría de los encuestados por ABC News, tampoco les agrada la tendencia a la amplitud en muchos temas demostrada por el mandatario. Pero también que quiera aumentar el tamaño del estado y el rol del gobierno en la sociedad. Incluso, un gran porcentaje de las personas afirma que es “demasiado liberal”.

El informe de ABC News lo expone en estos términos:

“En términos más generales, el 53 por ciento expresa su preocupación de que Biden hará demasiado para aumentar el tamaño y el papel del gobierno en la sociedad estadounidense”.

Y agrega:

“En relación con esto, el 40 por ciento lo ve como “demasiado liberal”, más de lo que dijo sobre cualquiera de sus predecesores demócratas más recientes a los 100 días: Barack Obama, 33 por ciento, y Bill Clinton, 26 por ciento. (Esto aumentó para Obama más adelante en su presidencia)”.

¿Qué indican estos números en realidad?

A pesar de que la cadena de noticias afirma que estas cifras de aprobación más bajas de lo esperado son una expresión del partidismo, el estudio reveló que en realidad apenas el 42% de los estadounidenses califica como positiva la gestión económica de la administración Biden. En tanto que el 58% restante la califica como negativa.

Según los datos de la encuesta, el presidente estadounidense hasta ahora no ha mostrado números de apoyo significativos en ese tema. Para buscar su reelección – si su salud se lo permite – tendría que revertir tal percepción de los electores.

“La calificación de Biden para manejar la economía es esencialmente la misma que la de Trump en enero, lo que marca esto como un claro desafío”, dijo el informe de ABC News. E indicó que “Las fortunas presidenciales a menudo están estrechamente vinculadas a las condiciones económicas”.

Promesa ecológica de Biden requiere cambios en la industria

Otro de los temas candentes en los que se ha involucrado el presidente Biden ha sido el de la reducción de emisiones. Aunque ya la industria del país está abordando e implementando políticas en este sentido, para alcanzar los ambiciosos objetivos del cambio climático prometidos por el gobierno, las empresas tendrían que acelerar dicho proceso.

Para reducir sustancialmente el nivel actual de emisiones de gases de efecto invernadero en los Estados Unidos con vista a 2030, se requiere que los sectores industriales claves de la economía estadounidense comiencen a actuar de inmediato.

Muchas industrias ya están encaminadas hacia un proceso de transición para disminuir las emisiones de carbono. Pero, para que el objetivo de Mr. Biden pueda cumplirse plenamente en el tiempo previsto, es fundamental que todas las empresas involucradas (energía, transporte, manufacturas, agricultura, etc.) aceleren su ritmo de transformación.

Si bien ciertos sectores económicos estarían preparados para asumir el desafío, otros requerirían más tiempo. Los costos derivados de esta transformación son enormes. Y nadie tiene claridad sobre la forma como el gobierno apoyará tal transformación. Si a través de subsidios o mediante políticas de incentivo fiscales.

EE.UU. liderando el cambio climático

Esto todavía no lo ha explicado la administración Biden. “Este es un verdadero cambio radical en el grado de ambición del gobierno de Estados Unidos; es bastante monumental”, comentó el presidente y director ejecutivo de Resources for the Future, Richard Newell. Señaló que si bien es “técnicamente factible”, supone “acelerar las tendencias existentes”.

Durante cumbre climática del Día de la Tierra celebrada el jueves, Biden pidió a las industrias de su país reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 50% y un 52%. Esto en comparación con las emisiones que marcó 2005 (año de referencia).

Biden quiere convertir a EE.UU en el líder de este movimiento que busca salvar al planeta de futuros desastres provocados por el cambio climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here