(Tiempo de lectura: 3 min)

La empresa estadounidense que diseña y produce equipos electrónicos, software y servicios en línea, Apple, se sumó al extenso listado de compañías, como Toyota, VW, Ford y Samsung, que redujeron obligadamente sus producciones por la escasez mundial de chips semiconductores.

Por esta causa, la compañía tecnológica redujo sus metas de producción del nuevo iPhone 13 proyectadas para este año en alrededor de diez millones de unidades, según anunció la cadena de noticias financieras Bloomberg News.

Durante gran parte de este año, mientras los problemas en la cadena de suministros afectaban al sector industrial electrónico, automotriz y de productos básicos, la compañía de Cupertino continuaba asegurándose de contar con los chips necesarios para su vasta producción. Es que Tim Cook y su equipo cuentan con una cadena de aprovisionamiento con una buena administración y altas exigencias.

Sin embargo, las novedades actuales evidencian que los recortes llegaron a Apple, incluso una de las empresas con mejor y más aceitada logística del mundo. Por otra parte, este hecho da a entender que las complicaciones seguirán por un buen tiempo.

“No es un problema que afecte solo a compañías pequeñas, también afecta hasta la compañía más valiosa del mundo”, señaló Neil Campling, experto de la entidad financiera Mirabaud Group. “Si Apple, con su enorme capacidad para conseguir chips por ser un consumidor de gran importancia, tiene problemas, entonces las demás compañías tendrán dificultades aún más grandes”, añadió el analista.

Un freno a la postpandemia

La disminución de la producción de la compañía tecnológica es un indicativo de que los problemas de la cadena de suministros que afectaron empresas de todo el mundo van a peor, algo que podría hacer peligrar la recuperación económica post pandemia.

La mayoría de los fabricantes más importantes se vieron afectados por la escasez de materias primas, como los chips, pero también por la imposibilidad de distribuir los productos finales a los compradores.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo estar enfocado en los “cuellos de botella de la cadena de suministros”. Por ejemplo, desde la Casa Blanca instarán a que el puerto de Los Ángeles realice jornadas de 24 horas, durante toda la semana, con el objetivo de afrontar la escasez de materiales.

El conglomerado de negocios internacional, AP Moller-Maersk, señaló que se vió obligado a redirigir barcos del mayor puerto de contenedores británico por los embotellamientos relacionados con la falta de camiones.

Recorte en Apple

Volviendo a Apple, Cupertino tenía proyectada una producción cercana a los 90 millones de unidades de iPhone para el 2021, sin embargo le comunicó a sus socios que la producción total no llegará a esa cifra debido a que los desarrolladores de software Broadcom Inc. y Texas Instruments Inc. tienen problemas con la distribución de chips semiconductores, comentaron fuentes que solicitaron permanecer en el anonimato.

La escasez de chips semiconductores es consecuencia de años de inversiones insuficientes y la falta de previsión del incremento en la demanda de productos que utilizan semiconductores.

El director ejecutivo de la compañía fabricante de equipos de fabricación de chips, ASML Holding, Peter Wennink, comentó a mitad de año que no previó el desarrollo de la industria de chips de la última década.

Previamente, Apple ya había advertido que tendría que enfrentar recortes en la producción de iPhone y iPad durante el tercer trimestre de este año. Sin embargo, se negó a recortar sus proyecciones en ese momento.

Evolución de las acciones de Apple en los últimos tres meses. Investing.

Qué partes de los iPhone faltan

Aunque no hay dificultades con el componente fundamental de los nuevos iPhone 13 y 13 Pro, el SoC-A15 Bionic, el cual es fabricado por la compañía taiwanesa TSMC, hay varias piezas importantes compuestas por semiconductores dentro de los dispositivos que son provistos de otros lugares.

Aunque el sector encargado de la logística de la compañía se encuentra trabajando al 100% para lograr las entregas en tiempo y forma, la escasez de semiconductores es difícil de enfrentar.

Si bien los departamentos de marketing y ventas planearon entregar cerca de 90 millones de unidades, llegar a esa cifra será imposible.

Los fabricantes de semiconductores Texas Instruments y Broadcom son los encargados de proveer a Apple varias piezas fundamentales de los iPhone 13, como el sistema de Face ID, USB, la energía de la pantalla y la carga inalámbrica.

Ingresos totales a nivel mundial de la empresa Apple del primer trimestre de 2015 al primer trimestre de 2021, por región geográfica(en miles de millones de dólares). Statista.

Cook advirtió en el último informe de ganancias que habría dificultades con la entrega de semiconductores. En ese momento, dijo que la compañía trataría de hacer “lo imposible para lograr atenuar cualquier problema”.

Sin embargo, parece que los múltiples intentos de Apple por mantener el número de entregas de iPhones no sirvieron para afrontar la crisis global en la cadena de suministros y chips semiconductores.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here