(Tiempo de lectura: 2 min)

Abril de 1970, despega del Centro espacial John F. Kennedy el Apolo 13 en misión que lo llevaría a la luna. Esta sería la séptima misión del programa Apolo y la tercera que aterrizaría en ese astro celeste. Dos días luego del despeje, la estación de control de la misión en tierra recibe el mensaje” Houston, tenemos un problema…”.

Este tercer intento de alcanzar la luna terminó con una seria explosión en el Apolo 13 en su ruta hacia el cuerpo celeste. Producto de la explosión, se dieron a bordo una serie de emergencias. La más críticas fueron el aumento del dióxido de carbono, la escasez de energía eléctrica y la posibilidad de quedar varados.

De inmediato, los equipos de expertos de tierra comenzaron a tomar decisiones cruciales empujados por la horrible experiencia. Afortunadamente, estas decisiones hicieron que los tres astronautas regresaran a sus casas de forma segura el 17 de abril de 1970.

Bill Barry, historiador jefe de la NASA, recordó que, para los días previos al lanzamiento, las principales cadenas de televisión mostraban poco interés en el Apolo 13. Quizás llegaron a considerarlo como “otra misión más” que, con toda seguridad, sería exitosa. Pero después de la explosión, de repente, hubo un gran interés. Todos se preguntaban, ¿En qué falló la NASA? ¿Lo lograrán los astronautas? Todas estas preguntas en realidad unieron a toda la gente, dijo Barry.

Recordó Bill Harry que, lo más destacado de la buena voluntad que siguió al incidente fue un mensaje de cosmonautas rusos expresando preocupación por el destino de los astronautas. Lo resaltante de este mensaje fue que se emitía en medio de la Guerra Fría existente entre la Unión Soviética y los Estados Unidos en ese momento.

La misión Apolo 13

Los integrantes de la misión Apolo 13 fueron los astronautas Jim Lovell Jr., Fred Haise Jr. y Jack Swigert Jr. Del trio, solo Lovell y Haise estaban programados para caminar sobre la superficie lunar.

Lovell, hoy de 92 años, y Haise, de 86, a lo largo de todos estos años, han hablado en muchos eventos sobre la fallida misión Apolo 13. Swigert murió de insuficiencia respiratoria en 1982 a los 51 años. Su deceso ocurrió a solo siete semanas de comenzar su primer mandato como congresista estadounidense.

Este aniversario se produce en medio de la pandemia del coronavirus. Esta pandemia ha causado que se detuviera la construcción de un nuevo cohete que la NASA piensa enviar a la luna. La agencia espacial ha reconocido que está en marcha un programa para regresar a la luna en 2024. Por ahora, el primer lanzamiento de prueba está retrasado.

Enseñanzas que dejó la misión

Milton Windler, director de vuelo retirado de la NASA, dijo en unas recientes declaraciones que no podía creer que ya hubiesen transcurridos 50 años del evento. Windler, ahora de 88 años, destacó que durante aquella emergencia destacó el increíble esfuerzo que todos hicieron para traer a los astronautas del Apolo 13 sanos y salvos a casa.

Windler recordó que se encontraba en Mission Control en Houston cuando ocurrió la explosión. Siendo uno de los cuatro directores de vuelo del Apolo 13, le tocó dormir en el Control de la Misión durante tres noches seguidas para poder ayudar durante la crisis.

Al final, la misión terminó usando el módulo lunar, llamado Acuario, como una nave de rescate para volar de regreso a la Tierra. Hoy, medio siglo después, las soluciones que se aplicaron durante el Apolo 13 se estudian como parte de programas de entrenamiento. Mike Ciannilli, gerente del programa Apollo Ciannilli dijo que todas estas experiencias forman parte del programa de Lecciones Aprendidas Columbia Apollo Challenger de la NASA

Ciannilli dijo también que fueron muchas las lecciones dejadas por el accidente. Las más resaltantes fueron las relacionadas con gestión del tiempo durante una emergencia, la importancia de la buena comunicación y la diversidad de opiniones. Remató diciendo que cuando se trataba de esta misión, todavía se estaba aprendiendo. Esa era la razón por la cual se le consideraba un fracaso exitoso, concluyó Ciannilli.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here