(Tiempo de lectura: 3 min)

Los inversores de todo el mundo están utilizando todas las estrategias a su alcance para determinar la duración de la pandemia actual. Entre más información se obtenga y analice, se podrá predecir el mejor punto de entrada en el mercado para cuando este empiece a subir.

La inyección del mercado producida por la FED y su reducción de tasa de interés no ha logrado detener la ola de ventas que tuvieron las bolsas del mundo en la última semana. En Europa, el nuevo centro de la epidemia, los números que empiezan a ser importantes son aquellos que dicen si el número de contagios está yendo a la baja. En cuanto esto suceda, el mercado empezará a responder con compras y alzas generalizadas.

¿Qué pasará con el mercado español?

Siendo que España es uno de los países con mayor número de casos, la economía está paralizada para los negocios que requieren que sus clientes consuman de forma presencial en sus locales. Mientras permanezca la cuarentena esto no podrá ser posible, por lo que los datos serán los únicos elementos que pueden regresar la normalidad a los mercados. El primer dato por considerar para que esto suceda es el índice VIX. Este índice baja o sube según los niveles de volatilidad en el mercado. En los últimos días hemos presenciado una caída de niveles máximos (alrededor de 80 puntos el 19 de marzo) en niveles actuales de 50 puntos. Con esta caída porcentual de más de dos dígitos vino acompañado de un alza generalizada en diversas bolsas del mundo.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en Netflix: 5 razones para comprar sus acciones en 2020

Podemos debatir sobre si invertir en Netflix es una buena o mala opción, pero no hay discusión alguna en que la empresa de entretenimiento...

Destacamos particularmente el caso del índice IBEX quien hoy sufre una ligera caída después del repunte en días anteriores. La presión por estabilizar los mercados ha llegado desde diferentes frentes. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde ha hecho un llamado a todos los países que conforman la zona euro para crear los llamados “coronabonos”, una forma de deuda conjunta que ayude a paliar los efectos negativos de la pandemia. Debido a la falta de acuerdos respecto a esta propuesta, la bolsa española y otras bolsas europeas no logran el repunte.

Mientras tanto, las empresas que conforman el índice ibérico empiezan a buscar alternativas para sobrellevar la contingencia. BBVA, Iberdrola, Inditex, Santander y Telefónica que junto con otras empresas forman el grupo de 35 acciones del índice se han sumado con acciones en conjunto mediante donaciones de materiales de primera necesidad para combatir el virus. Santander, por ejemplo, anunció un fondo de 25 millones de euros que proporcionará equipamiento y utensilios que se requieran. El fondo se hará con donaciones salariales del consejo, aportaciones voluntarias de los empleados.

Las primeras víctimas en España fueron las empresas relacionadas al sector turístico. Aerolíneas y restaurantes tuvieron una disminución severa o completa de sus clientes. Se calcula que los ingresos por turismo en la península española son alrededor de 70,000 millones de euros. El impacto que tendrá la industria si la crisis perdura por mucho tiempo no está calculado, pero será crítico para la economía que el golpe sea del menor tamaño posible.

Tormenta Perfecta: Rusia y Arabia Saudita

La tormenta perfecta del 2020 fue la combinación de la caída de los precios del petróleo y la expansión de la pandemia. El precio del barril del petróleo a principios de mes hizo que descendiera de los $45 dólares a $24 dólares hasta el día de hoy. Esto es debido a que tanto Rusia como Arabia Saudita tomaron la decisión de aumentar la producción para reducir los precios y erosionar así el crecimiento de las empresas americanas quienes se han vuelto más competitivas en el sector.

En esta guerra de precios se ven afectados todos los países incluyendo la Unión Europea y consecuentemente, España. El mercado se está reduciendo y los árabes piensan en conservar su posición mediante la reducción de sus precios. Algunos especuladores piensan que el golpe es específicamente contra sus competidores rusos. Ambos países cuentan con bonos soberanos para poder soportar el impacto en la caída de sus precios.

En España, las empresas asociadas con el sector como Repsol tuvieron una caída en el precio de sus acciones, de $11 dólares a $6 dólares en los últimos días. La expectativa es que los precios bajos continúen hasta que alguno de los dos países involucrados desista. Agencias calificadoras como Goldman Sachs estiman un promedio de 30 dólares por barril de Brent para lo sigue del año en curso.

El gobierno español todavía no ha logrado cuantificar el impacto de esta tormenta perfecta, pero al menos ya sabe que se utilizaran hasta 17,427 millones de euros para paliar el efecto mediante moratorias para el pago de hipotecas, seguros de desempleo y gastos en sanidad. La economía podría encontrarse con una contracción en estos trimestres y recuperar un poco a finales de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here