(Tiempo de lectura: 4 min)

La primera semana de marzo, que inició “en verde” para el ecosistema cripto gracias al repunte de la mayoría de los token, comenzó a complicarse luego de que la Justicia estadounidense hablara de lo que nadie quiere oír en la industria: control.

Letitia James, Fiscal General del estado de Nueva York, se manifestó en relación con el universo de compañías relacionadas con las criptomonedas, en lo que se ha tomado como un verdadero mensaje a toda la industria.

“Deben seguir las reglas; si no, las cerramos”, dijo James, alertando a los fundadores, CEO y a quienes invierten en bitcoin y otras criptomonedas sobre la participación en actividades ilegales.

Según lo difundido por la Fiscalía General de ese país, James se pronunció en tono de advertencia y pidió “extrema cautela” a la hora de hacer inversiones en monedas digitales.

También dijo que en algunos casos se trata de inversiones con riesgos elevados y poco estables, lo que podría traducirse en fuertes pérdidas de ahorros.

Criptomonedas: nada fuera de la ley

En la misma línea de pensamiento, James advirtió a los protagonistas del sector cripto sobre la intervención de los tribunales de Nueva York “con dureza” si las compañías buscar eludir las leyes.

Por otra parte, recordó que desde esas oficinas pusieron fin a “actividades no legales” que estaban llevando a cabo Bitfinex y Tether en Nueva York. Lo hizo en referencia a que esas compañías arreglaron abonar a ese estado casi 19 millones de dólares por daño y perjuicio.

El acuerdo también contempla que tanto Bitfinex como Tether deberán entregarle a la Fiscalía General un informe pormenorizado relativo a su situación financiera y no podrán tener clientes en Nueva York.

Las stablecoins en la mira

En el caso de Theter, la Fiscalía General de Nueva York llegó a la conclusión, según James, que la empresa declaró engañosamente que sus stablecoins (monedas estables) estaban completamente respaldadas, una a una, por dólares de la reserva estadounidense. 

Según la fiscal, hubo declaraciones falsas de Theter en relación con ese supuesto respaldo de su moneda estable y con transferencias de miles de millones de dólares entre diferentes compañías con el único objetivo de darle opacidad a sus finanzas.

Se buscaba encubrir la realidad en relación con las pérdidas de Bitfinex, según la fiscal.

La funcionaria dijo: “No tendremos dudas a la hora de decidir medidas contra los que infrinjan la ley. Con esto, les enviamos un claro mensaje a todos en este sector”.

Coinseed y las regulaciones

Una de las plataformas de inversiones en monedas digitales, Coinseed, podría ser la siguiente en la lista de las que deberán declarar ante la Fiscalía General de Nueva York-

En efecto, esa oficina ha presentado una demanda contra esa compañía porque, aparentemente, ha concretado estafas por más de 1,1 millón de dólares a inversores que compraron un token que no cotiza en ninguna casa de cambio desde hace tres años.

James expresó que quiere terminar de darle un marco de cierre a la que calificó como “operación fraudulenta de Coinseed”.

Dijo que buscará la devolución del dinero a los inversores, con los intereses correspondientes y que intentará que Coinseed cierre sus operaciones de comercio de criptomonedas.

De acuerdo con las leyes de Nueva York, cada uno de los brokers y comerciantes y los que realizan ventas y asesoría de inversiones en monedas digitales están obligados a registrarse en las Oficinas de Protección de los Inversores de la Fiscalía General del estado si es que quieren hacer negocio en ese distrito. 

Los que no se inscriban podrían sufrir duras sanciones de carácter civil y penal, y el impedimento de comerciar en el futuro.

Una semana para el olvido

La última semana de febrero no fue nada buena para el bitcoin y la mayoría de las monedas digitales.

El 28 de febrero, en efecto, el BTC cerró la peor semana en 12 meses luego de una caída acumulada de más del 26 por ciento. 

Había llegado a cotizar, siete días antes, a 58.300 dólares, su máximo registrado.

La venta masiva de bitcoin arrastró al resto de las criptos, como Ether, que también cayó precipitadamente luego de haber tocado los 2.000 dólares.

Otras altcoin, como Cardano, Binance Coin, Dash, Litecoin y Tezos, por nombran algunas, también padecieron la última semana de febrero.

Ether

Para todas se trató de la baja más fuerte desde el mes de marzo de 2020, cuando producto de la crisis sanitaria del coronavirus, las principales monedas se derrumbaron, junto con el resto de los activos en el planeta.

A las razones de las pérdidas de posiciones de la semana anterior hay que buscarlas en los buenos rendimientos de los títulos de deuda estadounidenses, además de lo que declararon algunos escépticos en relación con el verdadero valor del bitcoin.

Junto con las criptos, también retrocedieron las acciones de varias de las grandes empresas de tecnología que tienen su cotización en el selecto Nasdaq 100.

Alphabet, Amazon y Facebook, entre otras, vieron cómo sus números se colorearon de rojo al tiempo que el índice cayó más del 4 por ciento. Fueron los peores siete días desde octubre de 2020.

Repunte

Más allá de la mala performance de la semana anterior, los primeros días de marzo el comportamiento del bitcoin fue diferente e inició una subida en línea con el resto de las criptomonedas.

De esta forma, se aplacaron las críticas en relación con si es una inversión segura y real o se trata sólo de una burbuja de tono especulativo que explotará en cualquier momento.

¿Ocurrirá lo mismo que pasó en 2017? Nadie lo sabe.

Ese año, luego de tocar los 19.550 dólares, el bitcoin se precipitó casi un 68 por ciento en solamente seis meses.

Algunos dicen que es un mercado con sobrecompras sin precedente y que en algún momento caerá.

Otros, por el contrario, aseguran que los escépticos se han quedado en el pasado y no interpretan que el mundo de las finanzas ha cambiado para siempre y que las criptomonedas llegaron para quedarse.

Elon y Bill y las criptomonedas

Más allá de todo esto, Elon Musk, fundador de Tesla, el mismo que 15 días antes había adquirido 1.500 millones de dólares en BTC con reservas de su empresa, fue uno de los que generó la caída tras declarar que el valor del bitcoin le parecía “elevado”.

Tesla Elon Musk

A sus dichos se sumó otro peso pesado de las tecnológicas, Bill Gates, de Microsoft, quien en una serie de entrevistas en la TV estadounidense se expresó en contra del Bitcoin.

La secretaria del Tesoro de los EE.UU, Janet Yellen, también habló en términos negativos respecto de las criptomonedas declarando que es “una manera muy ineficiente de hacer transacciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here