(Tiempo de lectura: 2 min)

China ha firmado acuerdos con distintos países del mundo para exportar sus vacunas para el covid-19. 

En ese marco, y mientras finaliza el proceso de autorización sanitaria y de fabricación, el gigante asiático está alistando toda su logística y su infraestructura aérea para desplegar el plan de distribución internacional masivo.

Esta semana, se conoció que el brazo de logística de Alibaba, Cainiao, anunció que se asoció con Ethiopian Airlines para desarrollar una estrategia de cadena de frío capaz de transportar medicamentos sensibles a temperaturas extremas desde China al resto del mundo.

La carga aérea partirá del aeropuerto de Shenzhen, que según Alibaba alberga la primera instalación de cadena de frío médica transfronteriza de China, dos veces por semana.

Los vuelos saldrán hacia Dubai y, desde allí, al resto del mundo.

Según los referentes de Cainiao, tan pronto como las vacunas estén listas, podrán transportarlas de inmediato.

Shenzhen es la base de operaciones de SF Express, otro importante operador logístico en China que también ha estado trabajando en el almacenamiento y envío de vacunas.

Cainiao, brazo logístico de Alibaba, opera en más de 200 países y regiones y está certificado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (Iata) para trasladar vacunas covid-19, que deben almacenarse a muy bajas temperaturas.

De acuerdo con lo informado, desde las cabinas se puede controlar la temperatura en los lugares de almacenamiento de cada avión. 

Uno de los destinos más importantes para estas vacunas será África, continente que ha visto crecer los casos en las últimas semanas.

Las vacunas: el mayor desafío de la historia

De acuerdo con lo que dijo en el inicio de la pandemia Carsten Spohr, presidente de Iata, el traslado de las vacunas con el objeto de luchar frente al coronavirus se convertirá en la mayor y más importante tarea de la industria de la aviación de carga en su historia.

Sin embargo, al mismo tiempo, había alertado sobre la necesidad de que se hiciera una pormenorizada estrategia previa de distribución.

Vacuna covid-19

El transporte de las vacunas puede significar una ayuda para las aerolíneas, muy golpeadas con la caída de los traslados nacionales e internacionales debido a los confinamientos.

Incluso con las aperturas ya muy avanzadas en muchos países, la baja del turismo sigue siendo clave en la caída de los ingresos de las líneas aéreas, lo mismo que el avance del teletrabajo y de las reuniones vía streaming.

En paralelo, también ha ayudado a sostener la ecuación de las aerolíneas el traslado de cargas relacionadas con las compras por Internet, que crecieron exponencialmente durante los meses de pandemia.

Pasarán años hasta una recuperación

Todos los analistas indican que el covid-19 se ha convertido en el motor de la mayor crisis de la industria de la aviación y que pasarán años hasta que logre superarla.

En lo que va de 2020 ya han quebrado varias líneas aéreas y otras están al borde de la debacle, sólo sostenidas por las ayudas estatales.

El cálculo de Iata de agosto pasado era que se iba a precisar el equivalente a ocho mil aviones Jumbo Jet 747 para llevar todas las dosis a cada uno de los destinos.

El tema de la temperatura es clave. Algunas vacunas pueden almacenarse entre 2 y 8 grados bajo cero, sin embargo, otras necesitan más de 20 bajo cero.

Esto es un limitante importante a la hora de organizar la logística ya que son pocas las aeronaves que tienen esta disponibilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here