(Tiempo de lectura: 2 min)

Alemania, la mayor economía de Europa y una de las cinco más importantes del mundo, está de manera oficial en recesión luego de anotar dos trimestre consecutivos de caída del producto interno bruto (PIB).

Se trata de un retroceso oficial (y revisado) del 9,7 por ciento, un cálculo apenas mejor que el 10,1 por ciento que se había anticipado provisoriamente en julio.

De esta forma, Alemania registra un récord de caída de su PIB desde que se mide de manera trimestral.

Alemania: causas de la debacle

La merma es inédita para el país conducido hace años por Angela Merkel: de acuerdo con los datos proporcionados por el gobierno, entre enero y junio, en el semestre más duro de la pandemia de Covid-19, tuvo un déficit público de 51.600 millones de euros.

Eso sucedió porque los confinamiento internos y el cierre de las fronteras externas golpearon los ingresos e hicieron crecer de forma súbita el gasto.

Si se analiza el semestre completo, la economía alemana cayó un 3,2 por ciento en la comparación interanual (frente al mismo periodo de 2019), según la agencia de estadísticas del país teutón. 

En el mismo lapso de 2019, Alemania había registrado un superávit público del 2,7 por ciento, unos 46.500 millones de euros.

La caída, que es común a todas las economías europeas, rompió todas las reglas de la Unión Europea, ya que el límite permitido según las normas de Bruselas es del 3 por ciento para un periodo de seis meses.

Esas reglas fueron suspendidas por la UE hasta que los países comiencen a recuperar la normalidad.

Como dijimos, la baja del 9,7 por ciento es la más pronunciada desde que comenzaron los cálculos trimestrales del PIB en 1970, peor que en el punto más duro hasta ahora: la crisis financiera de 2009, cuando el producto interno bruto cayó un 4,7 por ciento en el primer trimestre de ese año.

En la columna de los ingresos, la recaudación de Alemania cayó de manera interanual en el primer semestre, algo que no pasaba desde 2010. Y en la columna de los gastos, el país de Merkel anotó una suba del 9,3 por ciento en su intento por sostener la golpeada economía.

Alemania se caracteriza siempre por mantener presupuestos equilibrados entre ingresos y gastos, algo que evidentemente su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, no pudo sostener con la pandemia.

Scholz planea pedir préstamos por alrededor de 220 mil millones de euros en 2020 para ayudar a pagar un enorme paquete de rescate para el Estado y para empresas privadas a las que se busca salvar de la quiebra, especialmente las relacionadas con el turismo.

Salida

Pero hay una luz al final del túnel: en el tercer trimestre de 2020 los cálculos de los analistas estiman una recuperación fuerte. Algo que sólo podría verse opacado si el desconfinamiento se frena a partir de los rebrotes de coronavirus.

Las perspectivas positivas pueden verse en los datos de una encuesta mensual que se realiza entre los empresarios alemanes.

Según la investigación, la “moral empresarial” mejoró en agosto por cuarto mes consecutivo, subiendo hasta 92,6 puntos, desde 90,4 puntos en julio.

El índice se había desplomado en abril a un mínimo histórico cuando por las restricciones se cerraron fábricas, comercios, restaurantes y centros de diversión.

Si se tiene en cuenta esa encuesta, la recuperación alemana sería en forma de letra “V”, algo que adelantan algunos economistas.

Otros, por el contrario, creen que habrá un repunte en “W”. Es decir, mejorará, luego volverá a caer por los rebrotes, y finalmente se recuperará cuando haya una vacuna disponible en todo el mundo.

Según los cálculos de la Comisión Europea (CE), todo el bloque regional padecerá un retroceso del 8,7 por ciento en 2020, un récord para la UE desde que existe.

De acuerdo con la misma estimación, la región crecerá algo más del seis por ciento el año que viene.

El informe de la CE hablaba de “navegar en aguas tormentosas” y enfrentar “muchos riesgos”. Entre esos nuevos problemas incluyó una nueva ola de infecciones de Covid-19.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here