(Tiempo de lectura: 3 min)

Los casos de coronavirus están aumentando exponencialmente en Alemania, según advierten los funcionarios del país que gobierna Angela Merkel.

Mientras tanto, toda Europa se prepara para una tercera ola de infecciones.

La canciller alemana dijo que era probable que el país ahora tuviera que aplicar un “freno de emergencia” y que deba volver a imponer medidas de bloqueo.

Francia, Polonia y otras naciones de la Unión Europea también están reintroduciendo restricciones.

El ministro de Salud alemán, Jens Spahn, ha dicho que Europa carece de las vacunas necesarias para reducir significativamente el avance de los casos.

“Tenemos que ser honestos sobre la situación: en Europa no tenemos suficientes vacunas para detener una tercera ola sólo con vacunas”, dijo Spahn.

Demoras en la llegada de vacunas a Europa

La inoculación en la UE se ha visto obstaculizada por el retraso en las entregas y por la suspensión en varios países del uso de la vacuna de Oxford y AstraZeneca para el Covid-19, por temor a posibles efectos secundarios.

Este viernes 19 de marzo, Merkel defendió la decisión de Alemania de suspender temporalmente la vacuna y dijo que no creía que su reputación hubiera sido dañada.

Según los medios germanos, el aumento de los casos notificados en Alemania se debe a los brotes entre los jóvenes. “Los números están aumentando, ha crecido la proporción de mutaciones y nos esperan algunas semanas bastante complicadas”, dijo Spahn.

Alemania ha reducido recientemente las restricciones.

Alemania y una suba exponencial de casos

Merkel dijo que espera no tener que volver a aplicar más medidas duras, como nuevos bloqueos, pero también advirtió que “lamentablemente” los acontecimientos parecieran obligar al gobierno a “decisiones inevitables”.

El gobierno germano acordó que en caso de que la tasa de incidencia en los próximos siete días supere los 100 por cada 100 mil personas en una región o estado, se volverá a las restricciones que estaban vigentes hasta el 7 de marzo. “Lo llamamos freno de emergencia”, dijo la canciller alemana.

Alemania Angela Merkel

Los ministros están especialmente preocupados por las vacaciones de Semana Santa y por eso están instando a las personas a no viajar y a limitar las reuniones a la familia más inmediata.

Hasta ahora, solo el 8 por ciento de la población de Alemania ha recibido una primera dosis de vacuna, aunque el viernes el gobierno reanudó la inoculación con la vacuna de Oxford y AstraZeneca.

Vacuna de Oxford y AstraZeneca

El vicepresidente del Instituto Robert Koch (RKI) para enfermedades infecciosas, Lars Schaade, advirtió de la posibilidad de “muchos casos graves y muertes, y hospitales que se encuentran desbordados”. El RKI ha dicho que los casos en Alemania están aumentando a una “tasa exponencial”.

Lo último sobre la vacuna de AstraZeneca

A pesar de las garantías del regulador europeo de medicamentos de que la vacuna AstraZeneca es segura y eficaz, algunos países siguen siendo reacios a reanudar sus campañas.

La autoridad sanitaria de Finlandia, por ejemplo, ha anunciado una pausa en el uso de la vacuna que durará al menos una semana.

Se dijo que la medida, que sigue a dos informes de coágulos de sangre en pacientes que habían recibido una dosis en ese país, era una medida de precaución.

Mientras tanto, Suecia, Dinamarca y Noruega dijeron este viernes que necesitaban más tiempo para determinar si deberían reanudar las inoculaciones de AstraZeneca.

Alemania, Italia, Francia, España y los Países Bajos se encuentran entre los países que han reiniciado sus campañas de vacunación con el medicamento británico.

Las autoridades sanitarias de Francia han recomendado que la vacuna se coloque sólo a personas de 55 años o más.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) revisó el fármaco después de que 13 países europeos suspendieran el uso de la vacuna por temor a un vínculo con coágulos sanguíneos. Aunque luego encontró que la vacuna “no estaba asociada” con mayores riesgos.

AstraZeneca: qué dice la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en tanto, ha instado a los países a seguir usando la vacuna de AstraZeneca.

Este viernes, expertos de la OMS dijeron que la vacuna tiene “un potencial muy grande para prevenir infecciones y para reducir las muertes en todo el mundo”.

De acuerdo con la OMS, la información que está disponible no sugiere un crecimiento generalizado en la generación de coágulos ni trombos profundos tras la inoculación de las vacunas de AstraZeneca para el coronavirus. 

Algunos líderes europeos están tratando de hacer que la gente vuelva a confiar en la vacuna de Oxford AstraZeneca. El primer ministro de Italia, Mario Draghi, de 73 años, dijo que se pondría la vacuna, pero que aún no había reservado una.

Su homólogo francés, Jean Castex, de 55 años, recibió una dosis de AstraZeneca este viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here