(Tiempo de lectura: 3 min)

Un grupo de superricos de todo el mundo, entre los que están los herederos del imperio Disney, el cofundador de Ben & Jerry y el director de “Love, Actually”, dicen que quieren que les cobren más impuestos.

Así es, aunque parezca extraño (y a contramano de lo que la mayoría de los multimillonarios dice), este conjunto autodenominado “Millonarios por la Humanidad” firmó una carta dirigida a los políticos de todo el mundo pidiendo más tributos para ellos y sus pares.

Dicen que una redistribución más equitativa es la única manera de hacer sustentable el mundo y, coyunturalmente, lo ven como la alternativa para sortear la crisis del coronavirus.

La noticia es portada en numerosos portales internacionales.

El grupo de 83 millonarios pide un cambio “permanente”. “A medida que el Covid-19 golpea al mundo, los millonarios como nosotros tienen un papel fundamental que desempeñar en la sanación de nuestro mundo”, dice el comunicado que incluye entre los firmantes a Tim y Abigail Disney y Jerry Greenfield, cofundador de Ben & Jerry.

También estamparon su rúbrica el director de cine británico Richard Curtis y Stephen Tindall, fundador de Warehouse Group, una de las personas más poderosas de Nueva Zelanda.

Abigail Disney

Superricos y los impuestos

En octubre de 2019, un informe de la Universidad de Berkeley encendió las alarmas en este sentido. 

Por primera en la historia del país que por estos tiempos conduce el polémico Donald Trump, las 400 familias más ricas de soportaron menos presión impositiva que la clase media y baja de los Estados Unidos.

En efecto, los 60 millones de hogares pobres pagaron un 24,4% de sus ingresos y los multimillonarios, un 23%, incluyendo todos los niveles del estado.

El estudio se llamó “El triunfo de la injusticia” y fue publicado por primera vez por The New York Times.

La investigación, que en formato de libro tuvo grandes ventas en el último trimestre del año pasado, explica cómo los millonarios estadounidenses pagan cada vez menos impuestos, un proceso que se inició hace ya varias décadas.

En los años 50, los más ricos aportaban más del 60% en tributos. La clase obrera, en tanto, no ha tenido variantes al respecto.

Desde entonces, los impuestos que más golpean a los más ricos, como el impuesto al patrimonio y el impuesto corporativo, se han desplomado, mientras que la evasión fiscal se ha vuelto más común.

Según el estudio, en los últimos 75 años el sistema tributario de los Estados Unidos se ha vuelto radicalmente menos progresivo.

Transparencia fiscal

Volviendo a la carta de los “Millonarios por la Humanidad”, dice lo siguiente: “No, no somos nosotros los que cuidamos a los enfermos en las salas de cuidados intensivos. No estamos conduciendo ambulancias que llevan a enfermos a los hospitales. No estamos reabasteciendo los estantes de las tiendas de comestibles ni entregando alimentos puerta a puerta. Pero tenemos dinero, mucho dinero; dinero que se necesita desesperadamente ahora y que seguirá siendo necesario en los próximos años, a medida que nuestro mundo se recupere de esta crisis”.

Según el argumento de estos superricos, el golpe en la economía mundial del coronavirus será muy grave y llevará a más de 500 millones de personas a la pobreza.

También insta a los gobernantes del mundo a tener la “obligación” y la “responsabilidad” de recaudar impuestos a los más poderosos para “invertirlos de forma justa”.

Asimismo, los superricos le piden a los gobiernos una mayor “transparencia fiscal internacional”, algo que consideran esencial para una “solución viable a largo plazo”.

Algunos organizaciones internacionales participaron de la organización y difusión de la carta, como Oxfam, Patriotic Millionaires, Human Act, Tax Justice, Club of Rome, Resource Justice y Bridging Ventures.

El texto también apunta a otros poderosos que no nos parte de esta propuesta, como Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo fundador de Amazon. Dicho sea de paso, uno de los grandes ganadores con la pandemia por el aumento de las compras en línea.

Los críticos señalan que si bien Bezos donó 100 millones de dólares a distintos bancos de alimentos en los Estados Unidos, la suma equivale a menos del 0,08% de su fortuna.

Un tema en agenda

En distintos países del mundo se está hablando en la actualidad sobre mayores imposiciones tributarias a las personas y empresas más ricas.

En América Latina es un tema recurrente ya que la recaudación tributaria promedia el equivalente a poco más del 22% del producto interno bruto (PIB), cuando el promedio para los países de la OCDE se acerca al 35%.

En varios de los países de América se está analizando el tema. 

En Argentina, por paso, desde hace unas semanas el Gobierno local amenaza con hacer ingresar en el Congreso de la Nación un proyecto de ley para gravar con un impuesto por única vez del 2% sobre las fortunas mayores a los 2,9 millones de dólares. El año pasado, subió fuertemente el impuesto a los Bienes Personales.

En Brasil también hay ideas en este sentido, lo mismo que en Perú, Bolivia, Chile y en varios países de Centroamérica.

En España

De acuerdo con información de 2017 difundida en 2019 por la Agencia Tributaria, en España hay algo más de 600 contribuyentes que dicen tener un patrimonio 30 millones de euros o más.

Se trata de un crecimiento del 75% respecto de los 350 grandes millonarios que se habían declarado en 2011.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here