Debido a la persistente sequía, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) redujo su pronóstico para la producción argentina de soja en su informe de Estimaciones de la Oferta y Demanda Agrícola Mundial de marzo.

Las perspectivas sobre la producción de soja argentina fueron significativamente inferiores a las proyecciones anteriores.

El USDA pronosticó una producción en 2017-18 de 47 millones de toneladas, lo que supone una reducción de 7 millones de toneladas, es decir, del 13%, con respecto a las previsiones del mes anterior y una reducción significativa con respecto a los dos años anteriores: un 19% por debajo de la producción de 2016-17, de 57,8 millones de toneladas, y un 17% por debajo de la producción de 2015-16, de 56,8 millones de toneladas.

El pronóstico más bajo de la producción argentina de soja siguió una tendencia que comenzó en el informe de enero con una reducción de 1 millón de toneladas, una caída del 1,7%, seguida por una disminución de 2 millones de toneladas (3,6%) en febrero.

La producción argentina de soja se redujo debido al calor, la sequedad y la baja humedad del suelo registrada en gran parte de la región productora durante el período de floración enero-febrero. El USDA pronosticó un rendimiento promedio de 2,61 toneladas por hectárea, una disminución del 11% con respecto a la proyección del mes anterior, y una reducción del 17% con respecto al año anterior.

Los pronósticos del USDA para 2017-18 sobre la producción de harina de soja, las exportaciones y las existencias finales en Argentina se redujeron con respecto al mes anterior, pero se mantuvieron sin cambios o fueron superiores a los de otros años recientes, lo que sugirió que importantes reservas podrían mitigar los efectos de una cosecha más pequeña.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here