DowDuPont Inc., la compañía química más grande del mundo, está considerando a Canadá o Argentina en lugar de la costa del Golfo de Estados Unidos para su próxima gran inversión, ya que las tarifas de acero propuestas por el presidente Donald Trump hacen que la construcción nacional sea más cara.

“Eventualmente llegas al punto en el que dices:¿Debería construir eso aquí o en otro lugar?”, dijo Jim Fitterling, director general de operaciones de la unidad Dow.

“Tenemos oportunidades en otros lugares como Canadá, como Argentina. Ellos ahora están en nuestro radar.”

El año pasado DowDupont completó la construcción de $6 mil millones en nuevas fábricas a lo largo de la costa del Golfo de Texas para aprovechar el abundante gas natural de bajo costo.

Esas plantas contenían cerca de 1.200 millones de dólares en acero, dijo Fitterling en una entrevista. El impuesto del 25 por ciento propuesto por Trump sobre las importaciones de acero habría añadido unos $300 millones en costos al proyecto.

La compañía, que en mayo anunció otros 6.000 millones de dólares en proyectos estadounidenses, planea revelar una gran inversión antes de que la unidad Dow se convierta en una empresa separada en el primer trimestre del próximo año, dijo Fitterling.

El aumento de las exportaciones estadounidenses de propano y etanol, los líquidos gaseosos que Dow convierte en productos químicos y plásticos, ya amenazan con reducir los márgenes de ganancias estadounidenses. Las tarifas de acero reducirían aún más la rentabilidad estadounidense, dijo.

Casi la mitad de toda la inversión en manufactura de Estados Unidos en los últimos dos años ha sido para plantas químicas, en gran parte porque el gas de esquisto proporciona una ventaja de costos sobre otras áreas del mundo. Eso ha ayudado a convertir un déficit comercial estadounidense de productos químicos en superávit, dijo el director de operaciones.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here