El 20 de febrero el presidente venezolano Nicolás Maduro lanzó la primera criptomoneda autónoma del mundo, el Petro.

Maduro cree que el Petro cambiará la economía colapsada que está paralizando a los venezolanos, que ahora se enfrentan a los terribles efectos de la hiperinflación (5,000% estimado para 2018).

El Petro no es otra cosa que la versión venezolana de Bitcoin. Esta nueva criptomoneda estará respaldada por las vastas reservas de petróleo crudo, gas y metales preciosos del país.

“National Airlines podrá pagar en Petro o en cualquier otra moneda criptográfica por combustible y servicios asociados a las aerolíneas en la prestación de sus servicios en Venezuela “, dijo Maduro.

También ordenó la elaboración de un manual para el pago de servicios turísticos en el país a través del Petro o cualquier otra moneda virtual.

Aunque Venezuela posee las mayores reservas de petróleo crudo del mundo, su gestión corrupta ha llevado sus principales ingresos a la quiebra. PDVSA (empresa petrolera estatal venezolana) se ha quedado sin efectivo para pagar su deuda externa.

Según Moody’ s, Venezuela debe 141.000 millones de dólares a tenedores de bonos, compañías petroleras, aerolíneas, China, Rusia y otros acreedores que llevaron al gobierno a incumplir en noviembre.

Y en lo que respecta a la industria aérea, el hecho de recibir Petros a cambio de pasajes podría convertirse en otro peligro operativo para las aerolíneas nacionales e internacionales en Venezuela.

En la actualidad, desde 2010, la disponibilidad de plazas internacionales ha experimentado una caída masiva de más del 550%. Numerosos transportistas internacionales han optado por abandonar sus rutas hacia la capital venezolana por razones de inestabilidad económica, preocupaciones de seguridad y la creciente deuda de 3.800 millones de dólares.

Actualmente, sólo American Airlines, Air France, Air France, Air Europa, Iberia, TAP Portugal, Turkish Airlines y Copa Airlines continúan volando a Venezuela, aunque con una fracción de las cargas que una vez convirtieron a Caracas en el principal destino de todas las aerolíneas que volaron la ruta.

A todos estos transportistas se les había permitido vender sus boletos sólo en dólares estadounidenses. Hoy, sin embargo, la nueva directiva gubernamental podría ponerlos en la difícil situación de tener que vender tickets en Petros.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here