A diferencia de Crimea, Venezuela e Irán, que están poniendo cada vez más sus esperanzas en la criptomoneda para ayudarles a combatir las sanciones iniciadas por Estados Unidos, Canadá no está muy entusiasmado con la cripto-minería en general.

“Si usted quiere venir a instalarse aquí, conectar sus servidores y hacer la minería de Bitcoin, no estamos realmente interesados”, dijo el primer ministro de Quebec Philippe Couillard en una conferencia en Montreal.

Añadió que las industrias que atraen el interés de Quebec necesitan agregar valor a la sociedad canadiense, y no ve ninguna ganancia en tener servidores allí para “hacer transacciones mineras y adquirir nuevos bitcoins”.

Couillard dijo que está más abierto a las empresas que ayudarían a construir un verdadero ecosistema o una verdadera transformación tecnológica centrada en la cadena de bloques.

Su posición parece ser diferente a la de las autoridades de Crimea, así como a la de Irán y Venezuela. La semana pasada, Crimea, que ha estado recientemente bajo el bloqueo financiero de EE. UU., anunció planes para establecer una plataforma denominada “CryptoCrimea” y, con este fin, profundizar los vínculos con China para introducir el dinero digital y la cadena de bloqueo en la economía de la región.

Anteriormente, Irán y Venezuela, ambos actualmente bajo sanciones de EE. UU., anunciaron su intención de cambiar a las finanzas basadas en la cadena de bloqueo. Venezuela recientemente lanzó oficialmente el Petro, una criptomoneda respaldada por el petróleo, para ayudar a Caracas a luchar contra una economía severamente contraída.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here