La Organización Mundial del Comercio advirtió que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puso al mundo al borde de una guerra comercial económicamente dañina si sigue adelante con los planes de imponer aranceles excesivos a las importaciones de acero y aluminio.

Trump, que durante mucho tiempo se ha opuesto a lo que considera prácticas comerciales desleales por parte de China y otros, dijo que planeaba imponer multas del 25 por ciento sobre el acero importado y del 10 por ciento sobre las importaciones de aluminio a partir de la próxima semana.

Roberto Azevedo, director general de la OMC con sede en Ginebra, dijo que la organización estaba “claramente preocupada” por los planes de Estados Unidos y advirtió que “una guerra comercial no interesa a nadie”.

“El potencial de escalada es real, como hemos visto en las respuestas iniciales”, dijo.

Azevedo dijo que la OMC, el organismo que supervisa el comercio mundial,”estará observando la situación muy de cerca”.

Azevedo ha mostrado una creciente frustración en los últimos meses por los esfuerzos de Estados Unidos por bloquear nuevos nombramientos para el órgano de apelación de la organización, una medida que podría obstaculizar uno de sus papeles clave: la resolución de disputas.

Se cree que la Unión Europea ya está considerando la posibilidad de aplicar aranceles de represalia, de los cuales aproximadamente un tercio se destinaría al acero, un tercio a la agricultura y un tercio a otros productos.

“No nos vamos a quedar de brazos cruzados mientras nuestra industria corra el riesgo de ser golpeada con medidas injustas”, afirmó el portavoz de la Comisión Europea, Alexander Winterstein.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here