La Unión Europea dijo que está preparando una serie de restricciones comerciales contra bienes y servicios estadounidenses en respuesta a los aranceles sobre el acero y el aluminio impuestos por el presidente Donald Trump.

Trump dijo que este jueves impondría un arancel del 25 por ciento sobre las importaciones de acero y un arancel del 10 por ciento sobre las importaciones de aluminio para ayudar a proteger la industria estadounidense.

Aunque no está exactamente claro lo que Europa y otros socios comerciales harían en respuesta, la UE emitió una declaración indicando que tomaría medidas inmediatas, en lugar de presentar una disputa ante la Organización Mundial del Comercio, que tomaría al menos 15 meses para litigar, aunque posiblemente mucho más tiempo.

“No nos quedaremos quietos mientras nuestra industria se ve afectada por medidas injustas que ponen en peligro miles de puestos de trabajo europeos”, afirmó el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. “La UE reaccionará firme y proporcionalmente para defender nuestros intereses.”

“La Comisión presentará en los próximos días una propuesta de contramedidas compatibles con la OMC contra Estados Unidos para reequilibrar la situación”, dijo.

Los informes de las últimas semanas han dicho que las represalias podrían tomar la forma de aranceles sobre las exportaciones que perjudican a los estados republicanos en particular, y presionar al Partido Republicano para que Trump elimine los aranceles. Por ejemplo, se podrían imponer aranceles u otras restricciones a las exportaciones de motocicletas fabricadas por Harley Davidson.

Mientras Juncker habló de medidas de represalia inmediatas, Cecilia Malmstrom, la encargada de comercio de la UE, dijo que la UE también iniciaría un caso ante la OMC contra Estados Unidos.

“La UE buscará consultas de solución de diferencias con Estados Unidos en Ginebra lo antes posible”, dijo. “La Comisión supervisará la evolución del mercado y, en caso necesario, propondrá medidas de salvaguardia compatibles con la OMC para preservar la estabilidad del mercado de la UE”.

Bajo el proceso de solución de diferencias de la OMC, los países pueden crear un panel que juzgue si las acciones comerciales de un miembro violan sus compromisos. En este caso, un panel tendría que sopesar si Estados Unidos estaba justificado por razones de seguridad nacional.

Pero el proceso puede tomar más de un año, y a menudo puede tomar más de dos años cuando se presentan las apelaciones.

El primer paso son las consultas en la OMC, que deben durar dos meses antes de que la UE pueda solicitar un grupo especial de solución de diferencias. Otros países afectados por los aranceles estadounidenses también podrían decidir unirse a la acción de la UE.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here