La Reserva Federal indicó que es necesario mantener la suba de las tasas de interés. Lo hizo durante la última reunión del comité que fija las políticas económicas de Estados Unidos. Además, la mayoría de los participantes coincidió en que la inflación seguirá subiendo.

La suba de la inflación consolida la posición del jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell, que busca subir las tasas de interés durante el próximo mes.

“Los miembros acordaron que el fortalecimiento en las perspectivas económicas a corto plazo aumentó la probabilidad de que una trayectoria ascendente gradual de la tasa de los fondos federales sería apropiada”, señaló la Reserva Federal en un informe.

Por otro lado, el mismo informe señala que los nuevos datos de la economía indican que el crecimiento económico llevará inevitablemente a una suba de los precios.

Luego de la presentación del informe, el dólar repuntó su valor tras una caída y los bonos del Tesoro subieron a su nivel más alto desde 2015. Además, los miembros de la Reserva Federal modificaron sus previsiones con respecto a diciembre, indicando una confianza en alza en las perspectivas económicas.

La mayoría de los miembros coincidieron en que las políticas tributarias del gobierno de Donald Trump serán capaces de impulsar la economía incluso más allá de lo que se esperaba. Las expectativas a corto plazo llevarían entonces a un impulso que elevaría la tasa de interés.

La inflación, el nuevo tema candente en Estados Unidos

Desde que Powell asumió el gobierno de la Reserva Federal, la inflación se ha incrementado a niveles inusuales para la economía estadounidense. Y es sólo el comienzo.

La Reserva Federal prevé para este año al menos tres aumentos en las tasas de interés. Durante casi seis años, la inflación se ha mantenido por debajo de la meta del 2%, pero a comienzos de este año se informó que los precios al consumidor aumentaron como nunca en tan solo un mes.

Según el informe, “casi todos los miembros participantes continuaron anticipando que la inflación ascendería al objetivo del 2 por ciento en el mediano plazo, ya que el crecimiento económico se mantuvo por encima de la tendencia y el mercado laboral permaneció fuerte”.

Si se tienen en cuenta los más de mil millones que el gobierno de Trump recortó en impuestos a las empresas y a individuos, la Reserva Federal podría endurecer su posición frente a un repunte sostenido del ritmo de la inflación.

La próxima reunión se llevará a cabo el 20 de marzo, y ya todos los inversores apuestan a que las tasas de interés subirán para entonces.

Desde la presentación del informe las acciones estadounidenses se volvieron volátiles, pero los miembros de la Reserva Federal se mantienen en su tesitura y minimizan el impacto que pueda tener una venta masiva de acciones, dado el repunte del mercado financiero.

PUBLICIDADBitcoin
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here