(Tiempo de lectura: 7 min)

Desde el asesinato de George Floyd en mayo pasado que incendió a todo el país, muchas cosas han cambiado en los Estados Unidos. Ahora no solo hay más películas y series protagonizadas por negros en Netflix sino también más representación de la comunidad de color en las directivas de los bancos más grandes que cotizan en Wall Street.

Es cierto que la bolsa premia la innovación, las ideas frescas y la audacia en los negocios. Pero también las luchas raciales han ayudado a que esta comunidad que representa el 13% de la población del EE.UU, esté escalando posiciones dentro de las estructuras corporativas históricamente dominadas por hombres blancos. Hoy en día, la representación de los profesionales negros en la administración ejecutiva ronda el 3,4%.

Un artículo de Bloomberg sobre los 10 ejecutivos negros que brillan actualmente en la banca estadounidense nos habla de cómo la industria financiera es más inclusiva y está ampliando su visión acerca de la raza y la diversidad. Aunque todavía hay mucho por hacer en este cambio. Especialmente en la forma de reclutar y las tutorías que se imparten.

En el último año, el liderazgo ejecutivo que está a la cabeza de los comités de gestión de los seis bancos más importantes del país, se ha ampliado considerablemente. De 120 personas en tales posiciones, nueve ejecutivos son negros. Hace un año eran solo dos.

Aquí están los banqueros negros que están dando de qué hablar en Wall Street:

Harold Butler, Director gerente del grupo del sector público de Citigroup Inc.

Este banquero nativo de Kansas, de 56 años, tiene dos misiones en el banco. Por un lado, administra los negocios de Citigroup con el gobierno federal (Casa Blanca, agencias, Departamento del Tesoro y la Reserva Federal).

Por el otro, dirige un programa de ayuda a los bancos que apoyan a las minorías, a fin de que puedan ampliar su cartera de préstamos comerciales aumentando los montos. Además, los asesora para optar y calificar para obtener contratos gubernamentales.

Para Butler que suele llevar su sombrero de vaquero a la oficina de Citigroup en Nueva York, una cosa es cierta, Citi ya se había montado en el tren de la diversidad, pero fue el asesinato de Floyd lo que aceleró los acontecimientos.

Kristy Fercho, Directora de préstamos hipotecarios en Wells Fargo & Co.

Un comentario del director ejecutivo de Wells Fargo & Co., Charlie Scharf diciendo que había “un grupo muy limitado de talentos negros” en las posiciones superiores de la banca estadounidense, hizo que Fercho y muchos de sus compañeros de trabajo reaccionaran.

La banquera estuvo antes en Flagstar Bank desempeñándose como presidente de la división hipotecaria de la compañía. A principios de 2018, fue seleccionada para dirigir la división de Préstamos de Vivienda de Wells Fargo, luego de ser jefe de producción hipotecaria de la empresa.

Al escuchar los comentarios de su jefe lo emplazó inmediatamente: “¿Hay algo de lo que quieras hablar? Porque tengo un problema con eso”. Los comentarios de Scharf tuvieron consecuencias. Wells Fargo se vio obligado a reconocer el error y ejecutó un plan de relaciones públicas para recuperar la confianza de la comunidad negra.

A sus 53 años, esta ex atleta de salto alto afirma que su actual cargo implica una gran responsabilidad “para que más personas negras y morenas ingresen a la América corporativa”. En octubre se convertirá en la primera mujer negra en presidir la Asociación de Banqueros Hipotecarios.

Keith Canton, director global de mercados de capital privado de JPMorgan Chase & Co.

Es un newyorkino de 45 años que agradece parte de su éxito al programa Oliver Scholars del cual es directivo actualmente. Desde 2015, cuando fue contratado para el desarrollo completo de los mercados de capital privado de la compañía, ha ayudado decenas de empresas de todo el mundo a obtener fondos privados.

Muchas de estas empresas lo lograron, incluso, antes de salir a bolsa. El año pasado Canton y su grupo logró recaudar más de 30,000 millones de dólares, cuando en 2016 los fondos de financiación apenas eran de unos 5,000 millones.

Se ve a sí mismo como inspiración y modelo para otros profesionales de color que desean abrirse camino en el negocio financiero. Canton dedica buena parte de su tiempo a asesorar a otros banqueros más jóvenes y a apoyar los programas de diversidad.

Afirma que “la base de talento está ahí” por lo que se debe “hacer un mejor trabajo para fomentarla y darle la oportunidad de desarrollarse y crecer”.

Nicole Pullen Ross, Directora regional de la división de gestión de patrimonios privados de Goldman Sachs en Nueva York

Nicole creció en Roanoke, Virginia. Tiene 48 años, y es la mujer de color que ocupa el mayor cargo de la división de riqueza y consumo de Goldman Sachs. Además de dirigir el negocio de gestión patrimonial privada de la compañía, también tiene la supervisión del negocio de soluciones deportivas y de entretenimiento de Goldman.

Solo el año pasado, el grupo logró aumentar en un 81% el número de atletas con los que trabaja. Nicole considera que mientras más personas con intereses y perspectivas diversas sean contratadas para trabajar los clientes obtendrán mejores resultados y la economía en general se beneficiará.

Ella es la primera socia negra que ocupa la división de gestión de patrimonio privado del banco.

Russ Hutchinson, director de estrategia de Goldman Sachs

Antes de ocupar su actual cargo, Hutchinson de 47 años fue miembro oficial del Comité de Dirección de Goldman Sachs y miembro del Comité de Activos y Pasivos de la Firma. Parte de su trabajo es ayudar a impulsar la estrategia de la empresa. Así como las fusiones y adquisiciones (M&A), junto con las inversiones estratégicas y los esfuerzos de asociación.

Su rol en el enfoque continuo de Goldman para la innovación, es clave. Sabía que tendría que manejarse en un campo y una empresa donde el predominio blanco había sido lo usual. “Traté de ser el más analítico y el más trabajador”, afirma y agrega que se ganó una reputación siendo “la persona que encendía y apagaba las luces”.

Durante sus dos décadas de carrera como banquero, ha escalado muchas posiciones dentro de la firma. Es socio y miembro del comité de dirección de la firma y actualmente, trabajo al lado del CEO de Goldman, David Solomon.

Rashaan Reid, Jefe de gestión global de relaciones senior en Bank of America Corp.

“Rash” tiene 41 años, es nativa de Nueva Orleans e hija de una madre soltera Ha logrado acumular 20 años de experiencia en la industria y es otra de las beneficiarias de la revuelta callejera que se desató el año pasado en las principales ciudades de EE.UU.

Por sus manos pasan nada más y nada menos que todos los informes de la dirección de ventas para clientes principales de la división de mercados de BofA. Esta joven banquera negra ofrece diversos servicios de asesoramiento: inversiones, financiamiento, gestión de tesorería y corretaje de primera, entre otros.

Antes de que el tema racial ocupara nuevamente los titulares de prensa y las discusiones laborales dentro de las empresas del sector, ya Reid se encargaba de apoyar los esfuerzos de diversidad desde la división de comercio y mercados del banco. Ella sostiene que se toma muy en serio su papel de defensa de las mujeres y las minorías.

Derek Melvin, Codirector de originación y sindicación de préstamos garantizados de renta fija en Morgan Stanley

Es el coadministrador de un grupo que se especializa en estructurar préstamos garantizados para diversos sectores: crédito corporativo, bienes raíces, aviones, deuda estudiantil. Trabaja de la mano de administradores de activos, compañías de capital privado y otras firmas.

A sus 37 años, Melvin ha dado un fuerte impulso a la forma como Morgan Stanley recluta a los profesionales negros, centrada en contratar a personas con experiencia en otras industrias, en vez de recién graduados o banqueros de compañías rivales.

En su opinión, la poca participación de los profesionales negros en la industria financiera, se debe a que muchos no saben sobre este sector. Lo dice por experiencia personal, pues no fue sino hasta el tercer año de universidad cuando oyó hablar de la banca.

El año pasado presentó su Programa Profesional Experimentado al banco y de inmediato fue aprobado. Morgan recibió entonces un poco más de 800 solicitudes y la primera cohorte integrada por 20 personas inició su trabajo en el grupo de renta fija en febrero.

Alice Vilma, Co-directora del Laboratorio de Innovación Multicultural de Morgan Stanley

Ingresó al banco en 1998 como pasante y desde allí ascendió al cargo de directora gerente. Vilma ayuda a startups dirigidas por mujeres y personas de color para que escalen más rápidamente en sus negocios y puedan obtener créditos de Morgan Stanley y otros inversionistas.

El Laboratorio de Innovación Multicultural fue lanzado en 2017 y se convirtió en el primer esfuerzo interno de la banca para tales emprendimientos. En 2020, fueron admitidas en el programa 10 startups y este año aumentará al doble. Igualmente, el banco prevé elevar de $200,000 a $250,000 el tamaño de las participaciones de capital para empresas individuales.

Vilma de 42 años, no planeaba ser banquera sino abogada corporativa, pero al ingresar al banco su carrera profesional cambió de rumbo. Opina que la banca debe mejorar sus esfuerzos para que la comunidad negra tenga una mayor representación y visibilidad en sus propias empresas.

Ella es fiel creyente del viejo adagio según el cual: ‘No puedes ser lo que no puedes ver’.

Chris Munro, Director de finanzas apalancadas globales en Bank of America

Llegó a Nueva York procedente de Londres donde estuvo durante dos décadas, aunque inicialmente pensaba que estaría solo seis meses. Munro, quien nació en Jamaica hace 47 años, es un experto en análisis crediticio y más aún en procesar dicha información y transmitirla a los clientes y colegas del banco.

Desde hace más de 10 años, Bank of America ha liderado en el país la correduría de apuestas en préstamos apalancados por lo que este banquero negro desea aumentar la proyección del negocio. Además de analista financiero, Mouro tiene otros talentos que combina con su profesión: es malabarista de manos y pies simultáneamente.

Chi Nzelu, directora global de comercio electrónico macro de JPMorgan

Este ingeniero y científico informático de profesión de 38 años, nació en Nigeria. Es un trader experto en tecnología, algo muy demandado en estos días por las empresas que cotizan en Wall Street y buscan digitalizar el comercio.

Su misión es lograr que el banco más grande de EE.UU logre pronto modernizar este sector. Llegó hace 15 años procedente de Reino Unido donde creció y estudió. Desde 2016 cuando fue ascendido al cargo de director gerente, no supo de alguien que ocupara un puesto similar al suyo.

En la actualidad se ocupa de digitalizar en JPMorgan el comercio de productos: tasas de interés, mercados emergentes, divisas y commodities. Cada día, el sector que dirige Nzelu procesa unas 200.000 transacciones que generan un volumen de negocios de hasta 200 mil millones de dólares.

Está convencido de que a medida que aumenten los líderes empresariales negros de alto nivel negros, también aumentarán las personas que aspiren serlo.

En un país como EE.UU. fundado y levantado por inmigrantes y personas de diversos orígenes y colores provenientes de todo el mundo, muchas cosas están cambiando actualmente. La inclusión y la diversidad en el sector financiero estadounidense tendrán consecuencias económicas y sociales importantes en los próximos años.

Seguramente, habrá más multimillonarios y empresarios de color en este país a partir de la presencia de profesionales como estos en la banca. No es casual que hasta ahora la presencia de negros destacando en el sector financiero y los negocios fuera realmente modesta.

Un informe reciente de la Universidad de Stanford afirma que los empresarios blancos obtienen tres veces más capital que los emprendedores negros durante el primer año de fundación de la empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here